Bayern Múnich y Leipzig empataron en un gran partido

El conjunto Bávaro no pudo con el Leipzig y terminaron empatando 1 a 1 por la cuarta fecha de la Bundesliga.

El Bayern fue quien pego primero, ya que en tan solo 3 minutos de juego de la mano de Robert Lewandowski, el máximo goleador de la Bundesliga con 7 goles, que aprovechó un pase largo de Thomas Müller que lo dejó solo frente a Gulasci y el delantero definió a un costado del arquero y dejaba arriba a la visita.

Los bávaros, después del gol controlaron el partido e incluso tuvieron varias situaciones de aumentar el marcador, mientras que los locales no tuvieron reacción a la superioridad de los últimos campeones. Pero el Leipzig mejoro ya en la media hora de partido y tuvo algunas situaciones, pero les falto precisión a la hora de la definición.

Recién la primera situación de peligro y la igualdad del partido para los locales llego al final del primer tiempo, y por medio de un penal que Forsberg cambio por gol dejaba el marcador empatado al finalizar los primeros 45 minutos. La jugada había comenzado con un error de Thiago que culmino en la posterior falta de Lucas Hernández a Poulsen.

Ya en el complemento, el Leipzig mostró una gran mejoría en el juego y empezó a meter en muchos problemas al Bayern en la salida debido a la presión alta que ejercían. La nueva cara que mostraban los locales iba a verse reflejada a los 50 minutos cuando Mukiele hizo esforzarse a Neuer tras un remate de afuera del área donde el arquero alemán desvió la pelota al tiro de esquina.

El Bayern iba a responderle de manera inmediata a través de Coman que tuvo una gran situación a los 52 minutos, pero el defensor sacó la pelota en la línea cuando era el segundo de la visita.

A diferencia del primer tiempo donde el equipo de Múnich domino ampliamente, en el segundo la situación cambio y mucho ya que las ocasiones se repartían entre los dos equipos y el Leipzig se mostraba mucho mejor con la pelota. Luego ambos equipos bajaron el ritmo y recién al final del encuentro llegaron las dos situaciones más claras.

La primera la tuvo Leipzig a los 89 minutos, pero Neuer le ganó un mano a mano impresionante a Timo Werner. Y tan solo un minuto después el Bayer tuvo la última del partido en las manos de Coman que remato y Gulasci la desvió, reboto en el palo y Süle no la pudo empujar.

Con este empate, Leipzig es el único puntero de la Bundesliga con 10 unidades, por su parte el Bayer Múnich se ubica tercero con 8 puntos.

Por Agustín Varela / @VarelaAgustin10

Comentarios