Atlético Tucumán se hizo fuerte de local y le ganó por la mínima a Arsenal

Ortiz, de cabeza, puso el 1-0 para el local. Los de Zielinski jugaron casi todo el segundo tiempo con diez por la expulsión de Toledo.



El auspicioso comienzo del Arse en la temporada había despertado la ilusión de todo el barrio de Sarandí. Sin embargo, el golpe recibido ante San Lorenzo la fecha pasada, y sumada la eliminación de la Copa Argentina a manos de Estudiantes de Caseros (derrota 3-2 tras ir 3-0 abajo), representaron un verdadero cachetazo a la realidad.

Los triunfos ante Banfield, Godoy Cruz y Defensa y Justicia en las primeras tres jornadas pasaron al olvido cuando el equipo conducido por el “Huevo” Rondina llegó al Jardín de la República para medir sus fuerzas ante un Atlético Tucumán de presente irregular, que venía de perder 3-0 ante Aldosivi.

Pero en menos de una semana, el conjunto de Ricardo Zielinski pasó del desencanto al desahogo tras victorear sobre el celeste y rojo gracias al gol de Marcelo Ortiz tras un certero córner de Castellani a los 20 minutos del primer tiempo. La mínima ventaja descolocó Viaducto y las inseguridades emergieron por el resultado adverso.

En el complemento la historia pudo haber cambiado a favor de los de Sarandí tras una sonsa expulsión -por doble amarilla- que se ganó Javier Toledo, pero los tucumanos lograron controlar los tiempos y la distribución de la pelota gracias a una férrea defensa, un firme mediocampo con Erbes y Castellani como pilares, un escurridizo Tomás Cuello en la banda izquierda y un Leandro Díaz que se las arregló solo arriba y hasta tuvo dos chances clarísimas que no concretó.

Por su parte, Arsenal, que tuvo una “semana nefasta” (así afirmó Rondina post partido refiriéndose a las caídas ante el Ciclón, el Pincha de Caseros y el Decano), no pudo volver al juego que demostró durante los tres primeros compromisos y se vio superado por un equipo que no venía bien y terminó jugando con uno menos. Estuvo muy lejos de ser el equipo punzante de tres cuartos para adelante y se lo vio muy lento dentro del área rival. Esto recién empieza, pero, a priori, preocupa la situación pensando en lo que viene.


Por: Lucas Santana
Twitter: @Saantanita

Comentarios