Atlético Paranaense eliminó a Gremio por penales

En Curitiba, el Furacāo venció al Tricolor por 5 a 4 en la ejecución desde los 12 pasos, tras igualar la serie con los goles de Nikāo y Marco Ruben, y ahora jugará la final de la Copa de Brasil frente al Inter de Porto Alegre. En la visita fue expulsado Walter Kannemann por una durísima patada a Leo Cittadini.


En un encuentro que tuvo de todo (VAR, un expulsado, gol anulado y tanda de penales), Atlético Paranaense se hizo fuerte en el Arena da Baixada y pudo reponerse de la derrota sufrida en la ida. En la semifinal de la Copa de Brasil, le ganó a Gremio por 2 a 0 en los 90 para empatar en el global y luego definir en los penales, donde se impuso por 5 a 4 gracias al penal atajado por Santos.

En el primer tiempo, que fue de mucha ida y vuelta, el Tricolor fue el primero en tomar la iniciativa buscando adelantarse rápido en el marcador para complicarle las cosas al Furacāo. A los 4 minutos llegó la primera polémica del partido. En un tiro de esquina de Gremio, Kannemann cabecea y rebota en el brazo de Wellington. El árbitro Wagner Magalhaes va a chequear el VAR y determina que no hay penal para el conjunto de Porto Alegre. Luego de eso, los locales emparejaron las acciones y comenzaron a tener muchas situaciones mediante el peligro que generaban constantemente por las bandas. Poco a poco iban arrinconando a los dirigidos por Renato Gaúcho, y a los 17 minutos tuvieron su premio. El punta Rony desborda por la izquierda y habilita en el área a Bruno Guimarāes, que dispara a quemarropa y en el rebote que da Paulo Victor aparece Nikāo para empujarla a la red. Con el 1 a 0 parcial los dirigidos por Tiago Nunes no se relajaron y fueron por más intentando convertir el segundo para igualar así la serie. Pero aunque tuvieron más la pelota, les faltó precisión en los últimos metros para llegar más al arco visitante y se fueron al descanso ganando por la mínima.


En el inicio del complemento, Atlético Paranaense consiguió lo que tanto buscaba. A los 3 minutos del segundo tiempo, Rony otra vez lanza un centro potente excelentemente ejecutado para que Marco Rubén, con un cabezazo al segundo palo, estableciera el 2 a 0 que empataba la serie. Con esos dos tantos que le convirtieron, Gremio se descolocó y no supo como reaccionar. El Furacāo seguía sin conformarse e iba por más, generando varias chances que ponían en aprietos a la defensa del Tricolor. Para peor de Renato Gaúcho, a los 14 minutos se iba expulsado el defensor argentino Kannemann por una muy fuerte patada a Leo Cittadini, que voló por los aires, en un contraataque muy peligroso de Paranaense. Y a los 20 minutos vino la segunda polémica: en un centro que lanza Pepé al área, en el que se anticipa David Braz a la salida de Santos y de cabeza mete la pelota en el arco, el juez de línea levanta la bandera por una dudosa posición adelantada y el gol es anulado.

Aunque los dos equipos tuvieron situaciones para marcar otro gol, no fueron efectivos en ambas áreas en los últimos minutos y el partido tuvo que definirse en la tanda de penales. Para Atlético Paranaense convirtieron: Bruno Guimarāes, Lucho González, Nikāo, Marcelo Cirino y Marco Rubén. Y para Gremio anotaron: Rafael Galhardo, David Braz, Alisson y Matheus Henrique. Pero en el último penal, Santos ataja el disparo de Pepé y se convierte así en el héroe de la jornada para llevar a la final al equipo de Curitiba. En dicha instancia  enfrentará al Inter de Porto Alegre, que viene de eliminar al Cruzeiro, entre el 11 y el 18 de Septiembre.

Por: Alan Easdale.
Twitter: @alaneasdale94.

Comentarios