Rusia y el racismo en el siglo XXI

El Zenit compró a Malcom a Barcelona por 40 millones de euros, pero su debut se vio opacado por un hecho totalmente lamentable. Cuando el brasileño ingresó al campo de juego,  la hinchada del club ruso mostró una pancarta irónica "Gracias a los líderes por su fidelidad a las tradiciones" y otro cartel tenía escrito "RIP selection 12", haciendo referencia a un artículo redactado por ellos.


Previamente, la afición había compartido un mensaje en el que expresaban que no quieren que el conjunto de San Petersburgo contrate jugadores negros.
"No somos racistas, pero para nosotros la ausencia de jugadores negros es una importante tradición. Nosotros, como el club más nórdico de las principales ciudades europeas no tenemos ninguna conexión mental con África, así como tampoco con Sudamérica, Australia u Oceanía"

Después de que este hecho haya tenido repercusión mundial, el Club se defendió con que fue malinterpretada por los medios de comunicación  y aseguraron que "nada tiene que ver con la realidad".

Fuentes aseguran que el Zenit se vería obligado a vender al jugador de 22 años en enero, tras haber sido fichado por una suma millonaria. Esta no es la primera vez que un hecho racista ocurre en el equipo de 94 años, los fichajes de Witsel y y Hulk provocaron una reacción similar. Lo más raro del asunto es que Wilmar Barrios y Douglas Santos fueron bien recibidos por los hinchas.

El brasileño arribó a Rusia luego de un paso corto por Barcelona, donde disputó alrededor de 1000 minutos en 24 partidos, anotando 4 goles. El joven futbolista aún no manifestó sus sentimientos públicamente, pero se sabe de su incomodidad con lo ocurrido.

Si bien cómo seguirá esto no está claro, es un hecho repudiable que, aunque no lo quieran aceptar, es racismo. Zenit tendrá que ver cómo resolver esta situación para que nunca mas vuelva a ocurrir.

Texto: Antonella Ceci (@Ceci_Anto)

Comentarios