Goles y más goles en el sur

Estudiantes le ganó por la mínima a Arsenal en una lluvia de goles en el sur del Gran Buenos Aires. El 3 a 2 que le permite jugar los octavos frente a Real Pilar. 


Casi dos millones se lleva el Matador. Nada mal.

No es fácil entender cómo es que un club que volvió al Nacional después de 18 años venza a sus rivales por la mínima, pero a los del certamen nacional le hizo tres goles en media hora. Y encima a dos de Primera: 3 a 0 vs. Tigre en febrero, el primer derrotado. Aunque, si bien los números del marcador son los que mandan, no hay que dejar de resaltar el gran trabajo de su entrenador, Diego Martínez, quien le está dando al club una identidad futbolística notoria en varios tramos del juego. 

A los cinco minutos, Francisco González Metilli, un enganche bastante interesante para contemplar, le sirvió la pelota a la cabeza de Paolo Impini tras un córner por la izquierda para romper el marcador. Los hinchas del Matador, obvio, como locos.
No había pasado ni un tercio del primer tiempo que Lautaro Montoya le manda un centro (de carambola, ensayado... ¿quién sabe?) a Hugo Silva para que le pegue un bombazo dejando sin respuesta a Daniel Sappa. Claro, de marcador de punta a otro. Raro, es verdad. Sin embargo, no dejó de ser un verdadero golazo perfectamente ovacionado.
Llegando a la media hora, un error en la última línea del Arse permitió nuevamente la aparición del 10 del Pincha, Metilli, para picársela por arriba al arquero contrario. Finalmente la terminó empujando el 9, Lucas Campana, quien ansiaba el gol más que nadie. 3 a 0 parcial. Fiesta en la tribuna del Matador. Para algunos, partido liquidado; para otros, nada estaba perdido.


Un tiempo -muy corto- más tarde, un centro inesperado hizo que Juan Manuel García, centrodelantero del local, anticipara al autor del primer tanto Pincha y colocar la pelota con un cabezazo letal en el segundo palo de Facundo Altamirano, número 1 del albinegro.

Los próximos cuarenta y cinco minutos no fueron los mismos, pues de a poco se perdía la chispa que la etapa inicial nos había dejado. Un poco menos Estudiantes, mejor el Arse. Eso sí, lo pudo haber liquidado Campana para la “visita”: un remate con una fuerza poco vista dejó vibrando (aún sigue temblando) el palo derecho del 1 del campeón del Nacional. 


Faltando 120 segundos para el fin del tiempo suplementario, un zapatazo del ingresado Ezequiel Cérica dejó sin respuesta a Altamirano y la gente de Estudiantes se llevó un leve y sorpresivo susto.


Ganó Estudiantes nomás. Jugará contra Real Pilar por los octavos de final. Ahora, por la tercera jornada de la Primera Nacional, le toca una parada importante frente a Agropecuario a las 19:30hs en Lisandro de la torre y Justo José de Urquiza.

Arsenal, en cambio, viene de su segunda derrota consecutiva (0-2 vs. CASLA, viernes 23). Visitará a Atlético Tucumán por la fecha 5 de la Superliga a las 11 horas en el Monumental José Fierro.

- Nicolás Ariel

Comentarios