Aurrera, Aurrera, Athletic

Con esa maravilla de gol hecha por Raúl García, el Athletic pondría el 2-0 parcial y definitivo para llevarse el Derby. El cual tenía al menos un año sin gritarle una victoria al rival vecino.

Todo comenzó mucho antes del viernes pues los aficionados de la Real, comenzaron a calentar el Derby con comentarios racistas dirigidos a Iñaki Williams, único jugador de raza negra en Bilbao. El propio Iñaki, saldría a responder y calentar más el Derby Cuando comentará "No le tengo miedo a nadie y menos a la Sociedad". Por si no fuera poco un día después Imanol Alguacil, D.T. de la Real, le respondiera "No me importa lo que diga Williams". Todo está servido para tener un Derby de lujo y no decepciono

Comenzaba el partido y, en tan solo minutos, Capa haría una descolgada por la banda, metería balón raso al área, buscando un pie y apareció el indicado, el pie de Williams, que ejercicio a la perfección su profesión de centrodelantero caza gol, para empujar el balón y hacer el primero antes de los primeros 15'. Para ser más preciso a los 11' 
El visitante inmediatamente buscaría el empate, fue entonces que el árbitro señalaría una falta al borde del área que sancionará como penal a favor de la Real, pero el VAR, diría que fue metros atrás para sancionar solamente tiró libre. Esa sería la primera polémica intervención del VAR, pues en el segundo tiempo anularía un gol al delantero sueco Alexander, ya en el segundo tiempo.

Pero hablando de fútbol que es lo que nos incumbe, tenemos que ir al minuto 28'. Cuando Raúl García, recibía el balón al borde del área grande y con tremenda vaselina líquida a Moya, dejando una estupenda estampa para la historia del Derby vasco.

De esa forma el Athletic, tomaría el control del partido que terminaría 2-0, favor locales, para demostrar que este inicio de temporada tan bueno no es casualidad y que esté el año el león va por puestos europeos

Comentarios