Tras una exhibición de Agustin Marchesín, América se coronó "Campeón de campeones" ante Tigres

Gran partido se vivió en el Dignity Health Sports Park, América y Tigres definieron todo en la tanda de penales luego de igualar sin goles en los 90 minutos. Agustín Marchesín hizo valer su título de mejor guardameta en el Balón de Oro, atajó 3 penales y anotó el que le dio el trofeo a la escuadra capitalina.


PRIMER TIEMPO:
América y Tigres disputaron buen partido en los 45 minutos, los dos equipos propusieron al frente, los felinos buscaron por las bandas; aprovechando la velocidad de Aquino y Quiñones. Por otro lado los capitalinos de la mano de Ibarra e Ibargüen y el buen encuentro de Francisco Córdova daban signos de que el invitado llegaría antes del descanso.

La más clara del encuentro llegó al 35’ Renato Ibarra mandó centro preciso, el balón fue bajando en un sector peligroso del área, Jorge Sánchez se anticipó a su marca y con gran testarazo no pudo mover las redes.

El tiempo siguió su marcha, las llegadas comenzaron a ceder, el central vio su reloj y marcó el final del primer tiempo. Sin goles se fueron al descanso.

SEGUNDO TIEMPO:
Empezando la segunda mitad América estuvo apunto de anotar un autogol para darle la ventaja momentánea a Tigres, la pelota pegó en el poste, las águilas se salvaban.

Gignac buscó con la testa al 52’ su remate pasó por un costado del arco de Marchesín. Al 57’ Henry Martin cabeceó dentro del área, Nahuel Guzmán se tendió cual largo es para desviar con la yema de los dedos y mandar a tiro de esquina.

El encuentro se abrió en el terreno de juego, las llegadas eran más claras, los equipos aprovecharon el ancho de la cancha. En la recta final del encuentro Nahuel Guzmán fue factor una vez más, Paul Aguilar disparó dese fuera del área, el arquero argentino con los dedos desvió a tiro de esquina.

Sin goles culminó los 90 minutos del encuentro, todo se definió en penales.

PENALES:
La serie de penales fue diferente, pero no radicalmente. Ambos equipos emularon la final que habían jugado en el Apertura 2016, cuando los felinos se impusieron 3-0 desde la pena máxima. Sin embargo, en esta ocasión el equipo ganador fue otro.

Tras empatar 4-4 en la serie de cinco penales, donde apenas erraron el brasileño Rafael Carioca y el paraguayo Bruno Valdez, la muerte súbita hizo brillar aún más a Guzmán y a Marchesín.

Ambos atajaron los primeros dos tiros de sus rivales en la definición a un único penal: el de Tigres a Paul Aguilar y a Sebastián Córdova; el del América a Hugo Ayala y a Guido Pizarro.

Pero fue el mexicano Javier Aquino quien, con su tiro en el travesaño, le permitió a Marchesín, que ya era la figura del partido, liquidar la final. El ex Lanús convirtió y mandó a festejar a los azulcremas, que se llevaron su primer título de la temporada 2019-2020.

Además, le permitió al América clasificarse a la final de la "Campeones Cup", un trofeo que se disputa entre el Campeón de campeones de México y el campeón de la MLS (Liga estadounidense, por sus siglas en inglés) de 2018, que fue el Atlanta United.

-Agustin Garay
Twitter: @AgustinG2018

Comentarios