Senegal va por la gloria africana

El equipo de Mané y compañía eliminó a Túnez con un gol en propia puerta en los últimos minutos de la prórroga del partido.



Se jugaba la primera de las semifinales, por una lado Túnez que venía de eliminar contundentemente a Madagascar y Senegal había hecho lo propio ante Benín por la mínima.

En el partido empezaron mejor los senegaleses quienes tenían las mejores ocasiones de gol donde Kuolibaly probaba suerte con remates de lejos y Mané tuvo para poner adelante a los suyos pero falló en un mano a mano ante Hassen. Túnez por su parte no generó mucho pero generó la acción mas polémica de los primeros 45 minutos cuando el delantero Khenessi fue derribado dentro del área pero el colegiado decidió seguir el juego.

Luego en la segunda mitad, los tunecinos salieron con otra cara al partido donde no mas empezar el mismo Khenessi quedó al frente del portero Gomis pero remató muy arriba del travesaño. La superioridad de los dirigidos por Kanzari era tal que tuvieron la clasifación en sus manos cuando el experimentado defensor del Nápoli, Koulibaly, se tiró a barrer un balon golpeandolo con su brazo y el réferi no dudó en señalar penal. Sassi se hizo cargo pero Gomis adivinó la intención del delantero y salvó a los ``Leones de la Teranga´´.

Minutos mas tarde se cambiarían los roles cuando el tiro desde los once pasos era a favor de Senegal pero así como su oponente, Hassen se convirtió en figura detuviéndole el penal a Saivet. El mismo Saivet no se rindió, siguió luchando y tuvo otra oportunidad cuando el encuentro se moría pero mandó el esférico afuera y el partido nos llevaría a tiempo extra.

Los últimos 30 minutos serían no apto para cardíacos, muchas oportunidades falladas de ambos lados hasta que al minuto 100, Hassen intentó despejar un centro senegalés con la mala fortuna que el esférico le dio a Bronn metiéndose en su portería. No quedaría ahí ya que a falta de 5 minutos de que acabase el encuentro, el réferi señala una mano de Gueye dentro del área pero luego de revisarla en el VAR, dio marcha atrás con su decisión. El partido terminó con el dt tunecino enfurecido con el arbitraje y Senegal defendiéndose lo máximo posible para sellar su pase a la final.

Mané y compañía enfrentarán a Argelia comandada por Mahrez, dos estrellas de la Premier League definirán el nuevo campeón africano.

Redactor: Augusto Guardiola
@Aguardiola27


Comentarios