Los puntos de vista sobre el campeón

Brasil se consagró campeón de la Copa América 2019 y Nicolás Ramírez nos presenta su columna de opinión personal sobre dicho triunfo.





La selección de Brasil llegaba como la más favorita por su peso, localía, el juego; llegaba mano a mano con Uruguay. Y durante el desarrollo mostró cierta superioridad ante sus rivales, y a su vez observábamos pequeños problemas tanto en puntos defensivos como ofensivos. Acá el redactor se abstiene de los errores y/o fallos arbitrales, es un pequeño y humilde análisis desde la visión futbolística sobre el nuevo campeón de la Copa América.


Los 23 convocados campeones. Resaltamos el cambio Willian por Neymar obligada por lesión.


Brasil fue el mejor equipo del certamen y no solo por haber logrado el título, salvo el partido con Argentina, luego se observó amplia superioridad ante demás equipos. Con un poderío ofensivo impecable, comandado por el jugador del Barcelona Philippe Coutinho. Siempre dio dolores de cabeza a las selecciones, duras como Perú (en dos ocasiones) y a la albiceleste. Sabemos todos la idea de juego de Tité, una manera excéntrica y peligrosa pero que tan bien le sale y tan acostumbrados están. Un magnífico trabajo del entrenador, justificando su campeonato y sus solo perdidos dos partidos. Otra fue que Brasil nunca perdió la cordura, no se pusieron locos, no se alteraron al punto de perder partidos, incluso sin hacer un gol a Bolivia en 55 minutos, empatando con Venezuela y Paraguay. Porque incluso empatando demostró superioridad, siempre atacaba, siempre intentaba y eran problemas lógicos de delanteros.


Otro punto a favor fue el tema defensivo, muchos coincidimos que Brasil no fue atacado y por eso le fue bien. Pero cuando tuvo que replegarse atrás lo hizo bien contra Argentina, Perú en la final y Paraguay. Si por ahí le manejaron la pelota como la albiceleste, pero todo fue bajo su control según ellos. Brasil no necesita tener la posesión de pelota para ganar y lo demostró durante la magnífica eliminatoria para Rusia 2018. Y capaz como autocrítica deberían pensar de mantener la pelota, porque te asfixia y te repliega en tu área con 8 o casi 10 jugadores en tu campo. Si lo hiciera, sería la  selección campeona tanto mundial como continental.



Daniel Alves se consagró como el mejor jugador de la Copa América y a punto personal es una decisión correcta. El lateral derecho no tuvo en ninguno de los seis partidos disputados un puntaje menor a 7. Fue en muchos casos decisivo y en otros no, pero como ficha para el ataque junto a Gabriel Jesús por la derecha importó y cumplió su rol. El principal rol que es el defensivo es poco analizable, porque hubo menos ataque por su banda y más por el lado de Filipe Luís y Alex Sandro (laterales izquierdos), pero en el partido con Argentina anuló bien a Acuña y Tagliafico y tuvo buenos cortes defensivos, y participación en el primer golazo del local.

Alisson fue elegido como el mejor arquero de la Copa América 2019.


No logro encontrar puntos negativos, para tener la oportunidad de pensar eso tendría que recurrir a temas de errores arbitrales extrafutbolísticos con o sin intención. Pero no me interesa analizar eso, caer en el supuesto arreglo del certamen. Me cuesta buscar errores en Brasil. Capaz que uno importante es la falta de eficacia en ciertos momentos de los delanteros (Firmino, Coutinho, Everton, Gabriel Jesús, Richarlison, Willian) pero cuando pudieron hacer que la pelota entre en el arco, se les abrió este último e incluso goleando 3-0 ó 5-0.

Justo campeón en lo deportivo, superior a todos los rivales que enfrentó y con una planificación desde 2016 en adelante que rinde frutos, Brasil es campeón de Sudamérica y llega con buenas sensaciones a las eliminatorias para Qatar 2022, para la próxima Copa América en Colomba y Argentina e incluso para los Juegos Panamericanos que se disputarán en unos meses en Lima, Perú.


Antes de criticar de mala manera, o encontrar diferencias, sepa entender el lector que es una columna de opinión personal de alguien a quien le gusta escribir, analizar y ver fútbol, como deporte. A veces hay coincidencias, siempre hay diferencias, pero con la mejor intención y el mayor de los respetos. Gracias por su atención y participar en Falso Nueve, ya sea interacutando o leyendo.



Nicolás Ramírez. Tw: @nicolino1710

Comentarios