LAS INTERNAS LLEGARON A LAS FEMENINAS

Argentina parece estar rodeada de problemas. La selección masculina hace años que no tiene un proyecto, pasan los técnicos y parece que ninguno les agrada a los jugadores, al igual que los dirigentes. Pero, lo que nadie esperó, fue que estas internas lleguen a la selección femenina después de una actuación histórica en el Mundial de Francia 2019.  



Una despedida de Francia magnifica, con la remontada de un 3-0 frente a Escocia. Una gran recibida al llegar al país. Una ilusión en el corazón de todos los argentinos. Unas chicas que nos devolvieron las ganas de confiar. Un proyecto que parecía ir en ascenso. Una selección que comenzaba a dar de que hablar para el bien. Sin embargo, no era tan así, al confirmarse las convocadas para los Panamericanos 2019 salieron a la luz todas las internas entre técnicos y jugadoras.

La albiceleste viajará a Lima sin 7 de las 23 guerreras que un mes atrás enamoraron a todos los aficionados, pero el motivo no es futbolístico, sino que sus ausencias hacen referencia a sus cuestionamientos de la continuidad de Carlos Borello como director técnico. Cuatro de ellas se hicieron notar, no son jugadoras cualesquiera, entre ellas se encuentran las referentes Florencia Bonsegundo, Belén Potassa, Ruth Bravo y, la capitana, Estefanía Bannini.  El 4 de julio se dio a conocer la lista que quedó perdida por unos días debido al último enfrentamiento de Argentina en la Copa América y el silencio de las protagonistas. Esto cambió cuando las mismas decidieron hacer sus descargos en las redes sociales.

El 10 de julio, pasando desapercibida, Bravo expresó en un programa que
 "Al final de ese campeonato, como lo hacemos siempre, nos reunimos todas las jugadoras para hablar de lo que queremos de cara al futuro para la Selección y para las generaciones que vienen atrás, y entre todas llegamos a un acuerdo: todas queríamos exactamente lo mismo y eso era lo que más me puso contenta, porque entonces el cambio lo quieren todas. Parece que hay información de esa charla que se filtró, entonces el técnico decidió dar una lista de 20 jugadoras"  

La lista definitiva, con tan solo 18 jugadoras, llegaría el 15 de julio con las ausencias de Bonsegundo en apoyo a sus colegas “Mientras 18 compañeras arman la valija para los juegos Panamericanos, yo decido quitarme de esa lista” y la de Soledad Jaimes, ya que Santos no la cedió, a ellas se suman las anteriormente nombradas (Banini, Bravo y Potassa).

 

Belén Potassa se aferró a sus sentimientos y comentó que “Lágrimas en los ojos y el corazón roto, pero siempre con la frente en alta y tranquila de haber sido consecuente con lo que dije en esa charla. Gracias Argentina por enseñarme la pasión. Voy a seguir luchando porque te amo" 


Ruth Bravo y Banini escribieron una extensa carta en la red social Instagram comentando su esfuerzo diario para lograr superarse día a día, haciendo referencia a que el cuerpo técnico es el único que cobra y pidiendo el crecimiento real del fútbol femenino.

"Ni descanso ni lesiones ni permiso de mi club, ganas sobran de estar en la selección! Desde chiquita entrenando y luchando para estar.. Siempre peleando desde mi lugar contra la discriminación y a favor de la igualdad! El cuerpo técnico decidió dejarme afuera. Ellos quienes son los únicos que cobran, ellos que por tener diferencias de pensamiento han decidido dejarme afuera de la posibilidad de defender a mis amados colores.  El motivo de este mensaje es muy simple, se habló con todo el equipo que viajo al mundial respecto de varias cosas que queríamos lograr para el crecimiento y cumplimiento de nuestro objetivos personales y el fútbol femenino de argentina. En esa charla cada una expuso su pensamiento, variados y similares pero si en algo TODAS coincidíamos era en que el cuerpo técnico no estaba a la altura de lo que pretendemos. En lo personal creo que cada persona cumple un ciclo y no deseábamos más escuchar previo a un partido cosas tales como: “nos defendemos porque no me quiero comer 11 de nuevo”. Ejemplos como ese sobran. No voy a mentir y decir que no me duele en lo más profundo no estar, no voy a decir que no se me llenan de lágrimas los ojos al leer la lista y no ver mi nombre, y no puedo decir que cada palabra que escribo no me duele porque la realidad es que no hay nada más lindo ni más importante para un deportista que vestir la celeste y blanca... Con la frente en alto y tranquila, seguiré trabajando para volver a tener mi lugar sabiendo que no hice más que ser una de las voces de las 23.  Orgullosa de quienes siguen esta lucha...a veces para ganar hay que saber perder y quien no arriesga no gana nunca.  Cuanto nos falta para decir: “no vamos a la Casa Blanca” y se haga lo que se dice. (Megan Rapione, actual campeona del mundo y capitana de su selección)  Gracias a los que me acompañan y me apoya siempre! TE AMO ARGENTINA! 


La respuesta de Carlos Borrello y los dirigentes de la AFA fue llamarse al silencio ante estos posteos. Desde el lado del director técnico aseguran que se trató de una decisión técnica. Además, cuenta con todo el apoyo de Carlos Tapia quien en su cuenta de Twitter comentó “con el compromiso de siempre”.  Sin embargo, su continuidad después de los Juegos Panamericandos 2019 es una incógnita. A los directivos les queda la ardua tarea de decidir entre cuerpo técnico o jugadoras, o un arreglo entre ambos, que, hoy por hoy, està lejos de ser posible.


¿Quiénes son estas chicas? 


Florencia Bonsegundo nació en Córdoba y, con sus 26 años, ya disputó 37 partidos oficiales con la celeste y blanca. Flor se encontraba jugando en el Sporting de Huelva, sin embargo, Valencia anunció su contratación hasta 2021. Además de contar con varias capitanías, es la autora de dos goles en el duelo frente a Escocia. 


Belén Potassa es una futbolista santafesina de 30 años, tiene 28 partidos con la Selección y 2 convocatorias a mundiales (2007 y 2019). Luego de sus grandes pasos por Boca Juniors y UAI Urquiza, se confirmó su emigración a España para jugar en Fundación Albacete.


Por el lado de Ruth Bravo, es la que menos partidos disputó con la de Argentina (21), pero, así y todo, es una pieza fundamental en el equipo desde el 2017. La defensora pertenece al CD Tacón, equipo comprado recientemente por el Real Madrid.


Estefanía Banini nació en Mendoza y jugó al futsal junto a varones hasta sus 15 años, cuando Borello la llamó a un torneo Sub-17. Con apenas 18 años, comenzó su carrera en el país vecino luciendo los colores de Colo-Colo por 4 años y consiguiendo la Copa Libertadores 2012. Luego, emigró a los Estados Unidos contratada por Washington Spirit, aunque la adaptación no fue fácil y contó con un paso por el Valencia en el medio. En 2018, se instaló en España para jugar en el Levante. Respecto a la Selección, debutó en el año 2010 con un triunfo sobre Bolivia por el Sudamericano, además de ganarse la capitanía disputó 35 encuentros oficiales.



Texto: Antonella Ceci (@Ceci_Anto)

Comentarios