De Rossi, el Boca y la fábula del antihéroe


No fue fácil. No fue fácil dejar Italia, el País que lo ha formado, lo ha acariciado como futbolista hasta llevarlo al centro de la Roma y sobre el techo del mundo. En cambio Daniele De Rossi ha elegido la Argentina, la patria de la pasión y la batalla, la casa del fútbol en su esencia más pura.



No ha elegido de continuar en Serie A, dónde la Sampdoria se hizo adelante para intentar agregarlo a su rosa. Allí habría encontrado a Di Francesco, ex técnico de la Roma que ha llevado los giallorossi a la semifinal de Champions League el pasado año, contra el Liverpool, después de la mágica empresa sobre el Barcelona. No ha elegido tampoco Estados Unidos o China, allí dónde el fútbol para los jugadores de cierto nivel casi pasa en según llano con respecto de las ofertas económicas – en realidad – faraónicas de los clubes extranjeros.

Aquel de De Rossi es una elección romántica, hecha de quien quiere el fútbol y no se ha sustraído nunca a la batalla. Se ha casado el Boca Juniors, uno de los equipos más famosos al mundo, nata en un barrio genovés en Argentina y conocida como una de las cunas de este deporte. El primer italiano a vestir esta camiseta, como el periodista Stefano Borghi ha recordado, fue Mario Busso: nacido en Roma en el 1897, jugaba también como mediocampista. Un cruce de suertes por De Rossi, romano y romanista, listo a una de las aventuras más increíbles de la historia del fútbol.


De Italia, el campeonato más bonito y fascinador, al Sudamerica. Todos los futbolistas argentinos sueñan con poder jugar en Europa, en una de las ligas mejores al mundo o a lo mejor justo en Italia, para tratar de copiar las hazañas de los grandes hombres, de los héroes de Milan, Inter o Juventus que han escrito páginas y páginas de este deporte. Daniele De Rossi ha elegido en lugar de disfrazarse de antihéroe, yendo así contra corriente. El viaje inverso de los soñadores: de la táctica al fisico, del business a la pasión. Y los pasos de quien sólo se alimenta de batalla lo han llevado en la arena más caliente del mundo.

“Hemos sabido que De Rossi quiso cerrar la carrera en el Boca Juniors, hablamos de un perfil de nivel mundial y me parece que en la historia de nuestro club no haya habido nunca un jugador italiano deseoso de vestir nuestra camiseta, luego es un campeón del mundo", ha declarado el presidente del Boca, Angelici. "La negociación con él ha sido llevada adelante por Nicolás Burdisso, que es amigo de Daniele. Si debo por fuerza dar un porcentaje sobre la llegada de De Rossi, digo que al 99% será un jugador del Boca Juniors". Una historia de amor lista a su boda y destinada a unir, después de siglos, Argentina e Italia.


Daniele De Rossi ha elegido de vestir el uniforme del antihéroe. El protagonista de los viejos cuentos, caudillo y combatiente, que viste los colores de la pasión. Toda otra historia con respecto de las nuevas aventuras, ricas en intereses y dinero. Rebobina los hilos del fútbol "Danielino", de capitán futuro a la Roma a la nueva esperanza por la magia de este gran deporte.

Giuseppe Coppola

Comentarios