La naranja a la final

Tras vencer 3 a 1 a Inglaterra ahora los dirigidos por Ronald Koeman van por Portugal.


El partido comenzó con ambos equipos intentando dominar la pelota, ensanchar la cancha y buscar espacios constantemente, aunque los dos carecieron de ideas para desarmar a la defensa rival. Así fue que pasaron los primeros 25 minutos en el que los arqueros fueron espectadores de un duelo que mostraba mejor parados a los dirigidos por Ronald Koeman, pero con profundidad casi nula.

Todo comenzó mejor para los dirigidos por Southgate, ya que Matthijs de Ligt cometió un error grosero dentro del área y Marcus Rashford abrió el marcador de penal. Pero el defensor del Ajax se iba a reivindicar en el complemento ya que a los 15 minutos del final llego al empate tras un tiro de esquina donde el defensor conecto de cabeza en lo alto quien se redimió de su error anterior y festejó el 1 a 1 en los 90 minutos.

Pero cuando tan solo restaban 10 minutos para el final del partido, Inglaterra marcó el gol que parecía ser el del triunfo, Lingard picó al vacío, recibió solo y definió al palo más lejano del arquero. Pero apareció el VAR que detectó un fuera de juego mínimo en lo que fue el inicio de la jugada que anuló el gol y todo termino igualado. Y en el minuto 97 ya en el tiempo suplementario, Stones cometió un grave error al salir jugando, porque el zaguero del Manchester City se confió ante la presión de Depay, quien le robó la pelota y que definió rápido para aprovechar la mala posición del arquero, pero Cillesen logro reaccionar a tiempo y rechazó la pelota hacia un costado, con tanta mala suerte que su compañero Walker lo metió en contra en su intento de rechazarla.

Y el 3-1 llegó en el segundo tiempo extra tras un nuevo error en la salida del conjunto inglés, que tuvo varios errores a lo largo del partido, más en la zona defensiva y le regalaron el tercer gol a Promes. Ahora la Naranja se medirá con Portugal para ver quién se queda con la Uefa Nations League.

Agustín Varela. 

Comentarios