Central Córdoba es de Primera


Central Córdoba (SdE) hizo historia y logró el tan ansiado ascenso a la Superliga. Tras el 0 a 0 (1 a 1 la ida), venció a Sarmiento 5 a 3 por penales en el estadio Eva Perón de Junín y volvió a Primera División luego de 48 años.
 
Fue un partido el infarto, con todo el público juninense esperando el retorno de Sarmiento. Un encuentro que no fue de los mejores de Central Córdoba, pero que sin dudas, será uno de los más recordados por los jugadores y sus hinchas. Luego de 48 años, el “Ferroviario” jugará en Primera División y justamente hoy, se cumple un año del ascenso del Torneo Federal A al Nacional B. Y que mejor para el elenco de Gustavo Coleoni que festejarlo con el ascenso a la Superliga.

El primer tiempo fue todo de Sarmiento -como en casi todo el partido-, y el equipo de Iván Delfino tuvo varias ocasiones para abrir el marcador. La más clara fue de Nicolás Orsini, que la pinchó luego de la salida de César Taborda y la pelota pegó en el travesaño.

El conjunto santiagueño no pudo tener la pelota y sufrió en varias ocasiones el peligro inminente de los jugadores locales, que por falta de eficacia, no pudieron concretar el gol que los ponga en ventaja y les dé el ascenso.

En el complemento, el ritmo del partido no cambió demasiado. Sarmiento salió convencido a buscar el tanto que abra el marcador, mientras que el equipo de Coleoni buscaba mejorar y tener un poco más el balón para poder lastimar en el arco defendido por Manuel Vicentini.

La más clara en los segundos cuarenta y cinco también fue de Orsini. Recibió un pase de Matías Garrido en la medialuna y, solo frente al arquero, definió mal y desperdició una chance inmejorable para ponerse 1 a 0. Minutos después malogró una ocasión clara -luego de una buena jugada individual-, pero su remate se fue por arriba del travesaño.

Finalmente, tras el 1 a 1 en la ida -no había gol de visitante-, el segundo ascenso se tuvo que definir por tiros desde el punto del penal. El que falló para el elenco de Delfino fue Franco Leys, que tras el último penal convertido por Alfredo Ramírez para Central Córdoba, no pudo concretar su vuelta a Primera División.

El equipo del “Sapo” fue el mejor en el Reducido de la B Nacional -eliminó a Platense y a Almagro-, y volverá a jugar en la máxima categoría después de 48 años (última vez en 1971).


Iván Cerezuela (@cerezuelaivan)

Comentarios