Campeones desde el comienzo

Liverpool le ganó la gran final al Tottenham por 2-0 y Madrid fue el escenario de la sexta champions de The Reds.

Todos los ojos del mundo estuvieron atentos a este histórico partido disputado en el Wanda Metropolitano invadido por ingleses, ambos equipos buscaban el primer título de la temporada, el premio grande, aunque con pequeñas diferencias: Liverpool buscaba agigantar su leyenda en esta competición, en cambio, el Tottenham buscaba dejar su primera gran huella.

Antes de empezar, al parecer a todos les gustó la idea de Pochettino ¿Cuál idea? Que todo el plantel sea parte de la foto y no sólo los jugadores titulares, pues se hizo. Además el silencio se hizo presente, por un minuto, debido al fallecimiento de Jose Antonio Reyes, ex jugador del fútbol que también tuvo un paso por el fútbol inglés, en el Arsenal dónde ganó 3 títulos.

El partido comenzaría y muy temprano, de hecho antes del minuto, sorprendería ya que el árbitro cobraría un penal para el Liverpool por una mano de Sissoko y Salah anotó el 1-0 a los 2 minutos de juego.
Después del gol, se esperaba un partido más abierto y con los Spurs buscando el empate, pero no ocurrió. Los de Jürgen Klopp dominaron tranquilamente la pelota y el juego, podemos decir que no han sufrido peligro.

La segunda mitad se presentó diferente, con la necesidad obvia del Tottenham de buscar el empate, por momentos el partido no era lo que esperábamos la mayoría de los espectadores, lejos de lastimarse y con la comodidad del resultado a favor de "The Reds".

Liverpool tuvo en todo el segundo tiempo. las situaciones más claras y casi no sufrieron en su arco, a pesar de tener el resultado a favor, y en los últimos 15 minutos se animó un poco más los Spurs y recién ahí comenzaron a tener situaciones claras de gol con la valentía de Son, queriendo aprovechar que los de Klopp no podían ampliar su ventaja en el marcador.

El ingreso de Llorente, hombre importante en toda la Champions para los de Pochettino, le daba un poquito más de esperanzas para los aficionados del Tottenham.

Ya hacia el final del partido, apareció el héroe de Anfield, Divock Origi para liquidar la final y darle así definitivamente la 6ta orejona a los de Liverpool.

¡Felicitaciones, Liverpool!

Por: Quevedo Facundo.


Comentarios