¡Volvieron! Atlanta y Deportivo Riestra ascendieron a la B Nacional

Tras la derrota de Acassuso con Almirante Brown, el Bohemio y Riestra consiguieron el ascenso a la Primera B Nacional dos fechas antes de que finalice el torneo. Repasa todos los datos de este festejo por duplicado.


Atlanta y Riestra se suman a Barracas Central y Estudiantes(BA), definiendo así los cuatro ascensos directos.

En el encuentro que cerró la jornada del lunes,  donde Acassuso cayó 1-0 ante Almirante Brown garantizó anoche los automáticos ascensos de Atlanta y Deportivo Riestra a la B Nacional, al continuar la 36ta. Fecha de la Primera B Metropolitana.
El equipo de Isidro Casanova se impuso por 1-0 en cancha de Sportivo Italiano a su par de Boulogne, con una anotación de Pablo Bueno (ST 24 min), un gol que se grito mucho en Villa Crespo y Bajo Flores...
De este modo, el equipo dirigido por Alejandro Friedrich perdió matemáticamente la posibilidad de alcanzar tanto al tercero Atlanta (66 puntos) como al cuarto Deportivo Riestra (65), a falta de dos fechas para el cierre del campeonato.
A continuación repasaremos como fue que ambos lograron dicha conquista y la vuelta a la B Nacional.

                                                                     El camino de Atlanta



El objetivo propuesto en un principio ya no es un sueño. El anhelo se hizo realidad. En Villa Crespo están de fiesta. El ascenso al Nacional B tan ansiado durante años de frustraciones, hoy es tangible, se siente, se festeja. El elenco amarillo y azul se va de la Primera B Metropolitana luego de siete años, ya que se encontraba en la misma categoría desde 2012.

El "Bohemio" arrancó la temporada de mayor a menor con Pepe Castro primero, empezó a atravesar ciertos ciclos de irregularidad, pero siempre se mantuvo ahí, cerca de pelear el resultado hasta el final,  aunque no haya estado en el banco de suplentes en la última parte del torneo, el ex DT es serio responsable de que Atlanta haya vuelto a la B Nacional, armo una base fundamental para lo que es hoy el Bohemio. Sólo se vio superado y derrotado en la cancha con Estudiantes, que le ganó bien 3-1. Ese día, el único partido que el equipo parecía estar perdido, finalizó el ciclo del Pepe Castro. Enseguida asumió un técnico con pergaminos y conocido, como Alejandro Orfila, que metió una racha clave para el ascenso a la segunda categoría del fútbol argentino. Logró traspasar el terremoto y encaminó el barco con los triunfos ante All Boys y Fénix. Desde su llegada, el equipo no perdió, empató cuatro y ganó cinco. Apenas le marcaron dos goles, en las primeras dos fechas que dirigió, con Barracas y  San Telmo. Los números de ese sprint final marcan por qué Atlanta se recuperó, cómo se las arregló para volver a los puestos de ascenso, ubicarse tercero y asegurar su participación en la B Nacional del año que viene a dos fechas del cierre del certamen. Si bien el equipo encontró un mejor funcionamiento y recuperó la esencia, el hecho de que sean cuatro los ascensos, terminó de facilitarle el camino a un club que merecía hace mucho, por lo hecho en tiempo reciente y por historia, volver a la segunda categoría del fútbol argentino. 
Es el fin de una larga pesadilla para el hincha, que padeció durante varios años los fracasos deportivos de equipos que ilusionaban mucho, y por una cosa u otra terminaban pinchándose a poco del cierre. 
Todos en Villa Crespo festejan, en la Calle Corrientes, hinchas y jugadores cantan juntos.

¡"Veo, veo, que ves, una cosa, que es. Que Atlanta ya se va de la B para nunca más volver"!

                                                                   El recorrido de Riestra



Los "Blanquinegros", por su parte, metieron un regreso fugaz luego del golpazo del descenso a la Primera B Metropolitana por la quita de puntos. Con Guillermo Duró, logró ascender por segunda vez a la B Nacional. En el Bajo Flores se respira un aire de desahogo, de revancha ya saldada. Riestra, después de lo que significó el cachetazo de perder la categoría en la temporada pasada por la quita de puntos determinada por el Tribunal de Disciplina -tras la polémica final con Comunicaciones- finalmente logró volver rápido. La Primera B ya es historia y ahora se viene otra historia, ya conocida para muchos: de vuelta en la B Nacional.

Luego de un gran inicio de la mano de Benítez, el Morrón decidió cambiar de aire para asumir en San Miguel. Un hecho que los afectó demasiado y que hizo que disminuyera su nivel bajo la conducción de Leonardo Ragazzo. Pero la CD tomó rápidamente nota de esto y metió mano en el
banco, trayendo a Guillermo Duró. Desde su asunción, Riestra recuperó su identidad, mostró algunos altibajos y rachas que supo dejar en el camino para consagrarse (llegó en la fecha 15 el nuevo DT), y con Gonzalo Bravo como bandera, el temible goleador del campeonato. Regresó a los primeros puestos para hoy estar viviendo otro suceso imborrable en la historia del club.  
El Malevo vuelva por segunda vez a la máxima categoría del ascenso. La primera temporada arrancó en puntaje negativo y con polémica, esta vez arrancará desde cero, e intentará que termine de una mejor manera, demostrando que no llego por casualidad hasta ahí.

-Franco Figallo
-Instagram: franco_figallo

Comentarios