Sigue haciendo historia

Central Córdoba sueña en grande. Luego de haber ganado en la ida por 2 a 1, el equipo santiagueño volvió a superar a Almagro por el mismo marcador, esta vez en condición de visitante, y se clasificó a la final, donde definirá el segundo ascenso ante Sarmiento de Junín.


El Ferroviario a un paso de llegar a Primera División.

Una provincia revolucionada. Central Córdoba hizo historia en su visita a José Ingenieros. Se impuso por 2 a 1  y sacó boleto para la final del Reducido de la B Nacional, donde dirimirá con Sarmiento de Junín el ascenso a la máxima categoría del fútbol argentino.

Fue una tarde muy polémica la que se vivió el día de hoy en el Estadio Tres de Febrero, Andrés Merlos, el juez del encuentro, tuvo un flojo arbitraje. Dejando de lado aquello, el elenco santiagueño hizo un partido inteligente, jugando con la desesperación de su rival.
La primera clara fue del Tricolor, en la cual Taborda le tapó el primero con los pies a Leonardo Acosta.  La visita, minutos después, precisamente a los 23. No perdonó.  En la primera chance que tuvo, el Bicho Rossi aprovechó una mala salida del fondo del local y le cedió el gol a Nahuel Luján, que solo tuvo que empujarla para desatar el festejo ferroviario en Villa Raffo.
Todo se tornaría más negro para Almagro. La gran polémica de la jornada. Cuando cinco minutos después de aquella anotación de Central Córdoba, Leonardo Acosta vio la roja tras una doble amonestación por un empujón al árbitro Andrés Merlos, quien no dudó en expulsarlo. Una expulsión que, a simple vista, pareció apresurada.

(Foto: Télam )

A partir de allí el dueño de casa se desmoronó e ingreso en un nerviosismo que no le permitía ser claro en ataque. Pero cuando se pensaba que el partido ya estaba terminado y, en su peor momento,  Ezequiel Piovi sacó un tiro libre pasado, que desoriento al uno ferroviario y terminó en gol. Delirio y partido con vida para el conjunto de José Ingenieros.

En el complemento parecía que Almagro iba a llevarse por delante a Central, pero no fue tan así. Con más empuje que juego y, sintiendo el hombre de menos, no podía ser superior en el campo. Por su parte, el equipo santiagueño se plantó en el campo de juego y le cortó los circuitos a un equipo que empezó a desesperarse y a dilapidar oportunidades. Un segundo tiempo que en resumen, fue un manojo de nervios de los dirigidos por Esmerado ante un Central Córdoba que no podía liquidarlo. El Burrito Martínez tuvo en sus pies la única chance clara de gol y la desperdició al enviar su remate por arriba del travesaño. Sobre el final del juego y con su rival totalmente jugado en ataque, el Bicho Rossi (la gran figura), con un verdadero golazo, se encargó de poner el 2-1 final , el de la tranquilidad, que le aseguró a su elenco el histórico pase a la final. Pitazo final y clasificación para el conjunto de Santiago del Estero

Trago amargo para El Tricolor, que no pudo desplegar en toda la serie, el fútbol que lo trajo hasta dicha instancia. Aunque de igual forma, sus hinchas reconocieron la gran campaña lograda. 
Los jugadores quedarán licenciados hasta el mes de julio y en esta semana habrá reuniones para saber la continuidad o no de la cabeza del grupo, Gastón Esmerado, como así también el futuro de parte del plantel. 

Por el lado de los de Coleoni, con un global de 4-2, se metieron en la definición y allí se verán las caras frente a Sarmiento de Junín, equipo que perdió ya dos oportunidades de llegar a la máxima categoría. Primero lo harán en, un seguramente colmado, Alfredo Terrera el próximo sábado y luego cerraran en el Eva Perón. Vale aclarar que en esta serie ya no correrá la ventaja deportiva.


-Franco Figallo
- Twitter: @FrancoFigallo

Comentarios