Leo quería la Champions

Lionel Messi y su Barcelona tuvieron otra noche de Champions League memorable luego de golear 3-0 al Liverpool, con un auténtico partidazo del mejor del mundo.

https://drive.google.com/uc?export=view&id=18A8CeDV6q8OBamDzawCFv-iG8YrirkE1
Se vivía tensión en el ambiente y no era para menos, 98.000 personas abarrotaban el Camp Nou en busca de la final de Champions, a la que no llegan desde 2015 y creo que se han ido más que satisfechos.

Valverde sorprendí
a con una alineación conservadora, Arturo Vidal en lugar de Arthur, Sergi Roberto en el lateral y Coutinho en el extremo izquierdo en lugar de Ousmane Dembélé.

Klopp también nos dejó alguna novedad, Joe Gomez en el lateral derecho, Henderson en el banquillo para dar entrada a Milner, Fabinho, Keita y Wijnaldum también en el centro del campo, y Salah y Mané solos arriba por las molestias de Firmino.


Este Barça ha sido muy diferente al de otras temporadas, porque aunque su juego ha sido más gris que el de otros años, se puede apreciar al observar que la mayoría de la posesión ha sido del Liverpool, ha sido más efectivo y eso es crucial en eliminatorias de Champions League.El partido comenzaba con dominio del Liverpool pero sin crear ocasiones de peligro, ya que al principio solo hubo un par de acciones controvertidas en ambas áreas y posteriormente el Barça ya empezó a crear peligro con numerosas paredes que acababan con internadas hacia la portería de Alisson.

El primer gol llegó en el minuto 26, tras un gran cambio de orientación de Arturo Vidal hacia Jordi Alba, el español metía un balón raso hacia el área pequeño que Luis Suárez no dudó en disparar hacia puerta.


El resto de la primera parte fue un monopolio de Leo Messi, recibía el balón regateaba a todos los que se le ponían delante y soltaba el balón hacia el compañero que mejor estaba situado, aunque entre tanta carrera de Messi, Mané echó a correr, le llegó un balón a la espalda de los centrales y mano a mano con Ter Stegen la mandó por encima de la portería.


Ya en la segunda parte, el héroe culé fue Marc-André Ter Stegen con dos intervenciones monumentales a disparos de Milner y Salah y posteriormente otra gran parada a Milner.


En el minuto 60, Valverde sorprendía a todos con un cambio bastante sorprendente, pero que le salió bien, entró Semedo por Coutinho y Sergi Roberto se colocaba en el centro del campo, pero defendiendo con un doble lateral derecho.


En el minuto 63 llegó otra gran ocasión para el Barça, gran pase de Messi a Vidal, que en vez de tirar buscó el pase que fue interceptado por Van Dijk.


El segundo gol fue obra de Leo Messi en minuto 75, pase de Messi a Sergi Roberto, que se la deja a Luis Suárez que remata al larguero con la rodilla, aunque el rebote le cayó a Messi que la empujó a gol sin dificultades.


A Klopp esto no le convencía y decidió arriesgar en el minuto 80 metiendo a Firmino, que no estaba al 100%, por Wijnaldum, pero dos minutos después llegó la obra de arte que nos ha dejado este encuentro.


Falta a favor del Barça a más de 30 metros, que Messi no dudó en colocarla en la escuadra y dejar otra maravilla para la hemeroteca, Alisson no pudo hacer nada. 
Pero en la siguiente jugada la tuvieron los reds, un gran tiro que sacó la defensa bajo palos, le llegó el rebote a Salah, que con la diestra pero sin portero la mandó al palo.

Aunque si esta ocasión fue clara, la que tuvo Dembélé en el 94 no tiene nada que envidiarle, nada más entrar al campo junto a Aleña, le cayó el balón al francés que se la pasó a Messi y echaron a correr, este se la devolvió a Dembélé que solo contra Alisson se la mandó al cuerpo.


Con este resultado, el equipo de Ernesto Valverde tiene la eliminatoria muy encarrilada pero no sentenciada, más si cabe teniendo en la retina lo ocurrido la temporada pasada en Roma y la magia de Anfield en las grandes noches; lo que es seguro es que será otro partidazo.

Javier Ferrús@_ferrus9


Comentarios