Gana, gusta y golea

En su debut en Polonia 2019, la Selección Argentina goleó a Sudáfrica por 5 a 2 y se quedó con los primeros tres puntos en la Fase de Grupos. Los goles del equipo de Batista fueron de Fausto Vera, Julian Alvarez, Adolfo Gaich y Ezequiel Barco en dos ocasiones.



El equipo de Batista se puso en ventaja en el inicio del encuentro, ya que luego de un tiro de esquina ejecutado por Barco, Fausto Vera rompió la defensa y con un cabezazo puso el 1-0 en el partido.

Durante los primeros veinte minutos del partido, Argentina fue superior y tuvo el manejo del partido por medio de la posesión de la pelota. Con pases seguros, eran los mediocampistas los que manejaban el ritmo y la portería de Roffo no corría ningún peligro. Sudáfrica no generaba peligro, y mucho menos situaciones de gol o aproximaciones.

Con el trámite del encuentro calmo, Sudáfrica consiguió el empate del partido, pegandole a Argentina con su propia medicina. Luego de un cabezazo, fue Keenan Phillips quien igualó el marcador, favorecido este por una mala salida de Roffo. Posterior a esto, el tramite cambio rotundamente. Sudáfrica tomó el control del partido, mientras que al mismo tiempo los chicos argentinos entraban en un nerviosismo que se reflejaba en su actuación futbolística.
Recién faltando diez minutos para el entretiempo, las acciones se igualaron y el equipo retomo el control, terminando la primera parte con un empate parejo en el marcador.

El inicio de la segunda parte fue similar a la de los anteriores 45 minutos. El dominio era argentino y las actuaciones de Barco, Julian Alvarez y Fausto Vera sobresalian en el partido. La primera variante del entrenador marcaria las intenciones de Argentina en el partido. Gaich ingresaba para liquidar el encuentro y era Ferreira quien le dejaba su lugar, de buen partido.

A los 58' minutos se dió la situación que marcaría el trámite del resto del encuentro. Luego de un centro de Pedro De La Vega, Cristian Ferreira es derribado en el área y luego de varios minutos, el VAR le avisa al árbitro del encuentro que había un posible penal en esa jugada.  El eslovaco Kruzliak fue a revisar las imágenes de televisión y lo sancionó, acción que luego fue aprovechada por Barco y volvió a poner en ventaja al equipo nacional.

Siete minutos después, Sudáfrica se quedaba con uno menos debido a la expulsión de Phillips, el autor del gol sudafricano.

Llegando al final del encuentro, Julian Alvarez y Ezequiel Barco ampliaban el resultado y liquidaron las acciones del partido. Desde los once pasos, Foster marcó el segundo gol de los africanos, para que minutos más tarde, Gaich gozara de convertir su gol en el partido y así finalizar el primer partido del Mundial con un buen resultado. Sin dudas, el equipo de Batista comenzó con el pie derecho y se postula como uno de los candidatos a llevarse este título. 

Comentarios