Empate sin goles: definen en La Bombonera

En el regreso de Zárate al José Amalfitani, Vélez y Boca igualaron 0 a 0 en un partido trabado y con pocas emociones.


La previa del encuentro estuvo marcada por el rechazo de los hinchas de Vélez hacia el ex jugador de la institución, Mauro Zárate. Hasta el canto del Himno Nacional fue opacado por los insultos y hostigamientos cada vez más fuertes en contra del actual jugador.

Cuando el partido inició, observamos a ambos equipos manejando demasiadas imprecisiones, que prevalecieron por encima del juego que suelen mostrar en cada partido. Vélez quizás tuvo más la pelota, e intentó manejarla saliendo desde el fondo, aunque le costó llegar al arco rival. Boca no pudo obtener jugadas peligrosas, y los jugadores buscaron a Zárate, aunque la tensión del partido le impidió realizar un buen primer tiempo. 
Además fueron amonestados Ábila y Pavón, dos tarjetas que condicionaron el juego de los atacantes, por acciones que estuvieron de más ("Wanchope" fingió falta en el área y "Kichán" cometió una infracción evitable).

La ocasión más determinante fue en favor del "Fortín", cuando Thiago Almada descargó para Vargas, que se metía al área, y el "Monito" en la incertidumbre entre definir o hacer una jugada de más se demoró y Andrada se la arrebató.

El complemento resultó ser más de lo mismo que había sido la primera etapa. Muchos pelotazos, balones divididos, e imprecisiones por ambos bandos. Sin embargo el local supo sacarle jugo a la situación y aprovechó para preocupar al "Xeneize", que tuvo un partido para el olvido.

El que más llegó al área de Vélez fue "Wanchope" Ábila, y precisamente el delantero cordobés no tuvo tantas ocasiones de gol como suele tener. Eso fue una clara muestra de lo poco que llegó al arco el equipo de Alfaro.

La jugada más determinante de Boca justamente la tuvo el ex delantero de Huracán, luego de una salida de Andrada. El arquero sacó fuerte, y el "9" disputó y ganó la pelota frente a los defensores, aunque no pudo anticipar al golero Hoyos, quien se adelantó y evitó inconvenientes.

Por el lado del equipo de Heinze, comenzó a construir el juego con más intensidad. Lo que era una serie de simples aproximaciones en el primer tiempo, devino en claras ocasiones de gol hacia los últimos minutos del partido. 

Las buenas actuaciones de los chicos de Vélez, forzaron a Andrada a intervenir con interesantes respuestas para enviar los remates afuera del campo. Un claro ejemplo se dió cuando Barrial disparó de media distancia, y "Sabandija" salvó a su equipo tirando la pelota al córner.

La siguiente del "Fortín" ocurrió a los 40', cuando Bouzat hizo la personal, pero la perdió, y desde afuera probó Nico Domínguez, con un remate potente. Esta vez era inatajable para el arquero xeneize, sin embargo el travesaño le ahogó la oportunidad de ponerse arriba en el tanteador.

Con esta igualdad, el pase a semifinales de la Copa de la Superliga se dará en La Bombonera este jueves a las 21:15. En caso de igualdad con goles, el conjunto de Liniers avanzará. 

Comentarios