El milagro de Ámsterdam


En una semana histórica, el Tottenham de Mauricio Pochettino levantó un 3-0 y eliminó al maravilloso Ajax en el Ámsterdam Arena y jugará la final de la UEFA Champions League en el Wanda Metropolitano ante el Liverpool.

FOTO (@SpursOficial): Lucas Moura fue el héroe de la noche con su Hat-Trick.

Increíble lo que es el fútbol. Una semana inolvidable para todos los futboleros. Primero el Liverpool ante el Barcelona y ahora el Tottenham contra el Ajax. Después de tantos años de trabajo, de tanto aportarle al fútbol inglés, Mauicio Pochettino metió por primera vez en la final de la Champions League a su equipo.

Con respecto al partido, el elenco de Ámsterdam supo golpear temprano. Primero asustó Dusan Tadic con zapatazo que Hugo Lloris alcanzó a desviarla al córner. Pero tras ese tiro de esquina, Matthijs de Ligt se sacó de encima a Kieran Trippier, saltó más que todos y cabeceó una pelota inatajable para Lloris poniendo el 1-0 a los 5 minutos de juego. 

Luego de algunos avances del conjunto londinense, 30 minutos después aparece Hakim Ziyech para calmar las aguas. Con un pase previo de Tadic al centro del área, el mediocampista entró a la misma, sacó un zurdazo cruzado y potente para poner el 2-0 a los 35’.

Con ese resultado, el conjunto de Holanda se fue al vestuario con un global por 3-0. Con un marcador abultado y una amplia superioridad sobre su rival, daba la sensación de que el partido estaba liquidado. Pero no, el local se confió y le permitió a la visita achicar la diferencia.

El dueño de casa ingresó al campo de juego dormido. En el complemento perdió la pelota, dejó espacios en defensa y en consecuencia, le permitió al Tottenham meterse de nuevo en la discusión con 2 goles en 4 minutos.

La remontada empezó a los 55’ donde Lucas Moura aprovechó un espacio en el carril central para explotar y descontar por 3-1. Mientras que al rato, a los 59’ otra vez Moura vuelve a marcar con un poco de fortuna. Si bien André Onana le sacó un pelotazo increíble a Fernando Llorente, debido al estorbo de Lasse Shöne, no le permitó controlar la pelota y a raíz de esto el delantero brasileño aprovechó la situación para hacer el 2-3.

A partir del acercamiento en el resultado del equipo inglés, el partido se hizo más atractivo y entretenido. Lo que había sido todo del Ajax, el mismo se hizo de ida y vuelta donde la serie se pudo quedar para cualquiera de los dos.

Pero con el correr del tiempo, por un lado empezó a ganar el cansancio y el nerviosismo, y por el otro, el empuje y las ganas. A su vez, esto último fue el condicionante para que aparezca la remontada épica del Totte.

Después de haber sufrido alguna arremetida del Ajax, apareció el gol del milagro, el gol que le dio vida a los de Pochettino. Debido a que Onana tardó en hacer un saque de arco, el árbitro estiró un poco más el tiempo que añadió, dándole la esperanza suficiente para que otra vez Moura, aparesza y estampe el 3-3 para llegar a la finalísima de Madrid por primera vez.

Rodrigo Piergiovanni
@RodrigoJulian97

Comentarios