Con un Tévez encendido, Boca revirtió el partido ante Paranaense

El "Xeneize" dio vuelta un resultado adverso en La Bombonera, y se quedó con el grupo G de la Copa Libertadores. Rúben abrió la cuenta para los brasileños, pero López y Tévez le dieron el triunfo sobre el final.


Para la primera mitad del encuentro, Boca inició con cierta superioridad sobre el elenco brasileño, buscando tener la pelota y enviando centros al área. Buffarini fue el que más lastimó por la banda derecha, sin embargo al finalizar las jugadas, no pudieron concretar.

Athletico Paranaense, que era menos en el partido, creció a partir de los 20', cuando el "Xeneize" bajó el nivel. El equipo de Curitiba se hizo dueño de la pelota, y utilizó jugadas rápidas, de contra, para llegar al arco de Andrada. La velocidad de Rony complicó bastante a la defensa local.

Sobre los últimos minutos, el conjunto de Alfaro sufriría la molestia de Benedetto en el aductor derecho, que debió abandonar el campo. El delantero salió de la cancha luego de un remate al arco, asistido por Nahitan Nández.
El partido se trabó demasiado cuando ambos equipos comenzaron a jugar al límite, quedándose ambos con varios amonestados.

Para el segundo tiempo llegarían los goles. Sin embargo, el juego de ambas escuadras no era el mejor, y las impresiciones prevalecían por encima de cualquier otro aspecto.
La apertura del tanteador llegaría a los 21', tras un centro pasado, y una salida débil de Andrada, que aprovechó el goleador Marco Rúben para ponerse adelante en el marcador.

El resultado momentáneo dejaba al "Xeneize" en la segunda ubicación, para quedar eliminado de la competencia era necesaria una goleada en contra, y un triunfo abultado de Tolima en Bolivia. A pesar del resultado Boca fue en busca de la igualdad. Cinco minutos después del gol brasileño, Lisandro López consiguió el empate. Fue tras un centro de Zárate, que llegó al marcador central, y la empujó para poner el 1 a 1. Este gol generó polémica, porque Izquierdoz inhabilitaba a su compañero de zaga cuando fue a cabecear al área. La gran duda que existe es si el balón se desvió en el ex Lanús o llegó directamente a la humanidad de "Licha".

El ingreso de Tévez le daría frescura al equipo local. El ex Juventus estuvo muy veloz y supo abrir el juego a los costados para que desde las bandas enviaran la pelota al área y encontrasen alguna cabeza salvadora.

Cuando el partido moría en un empate, dejando al "Furacao" como líder del grupo G, y a Boca en la segunda posición, todo cambió, y justo en la última jugada. Pavón, recién ingresado, centró pasado para Más, y el lateral no pudo cabecear con claridad, pero el balón le quedó de frente al "Apache", quien remató seco y razante para dar vuelta la historia. 

Con este triunfo el equipo de Alfaro se adueñó del grupo, con 11 unidades, y en el sorteo deberá enfrentar a alguno de los ocho equipos que obtuvieron la segunda posición de sus respectivas zonas.

Comentarios