Boca Supercampeón 2018

El "Xeneize" se consagró en la final que enfrenta al ganador de la Superliga con el campeón de la Copa Argentina. Tras igualar sin goles en los 90' frente a Rosario Central, se impuso 6 a 5 en los penales.


La previa del encuentro fue digna de una final. La oscuridad del estadio Malvinas Argentinas de Mendoza, se desvanecía por las luces de los celulares, mientras algunos reflectores coloreaban el humo de azul y amarillo, por la tónica de colores que caracteriza tanto a Boca como a Rosario Central.

Después de tal previa, el árbitro dio inicio al juego. Partido que comenzó con cierta asperezas, pero con Boca Juniors presenciando mayormente el área del equipo rosarino, mientras los de Cocca buscaban alguna jugada de contra para convertir el primer tanto.

La primera ocasión neta de gol, fue a los 19' con un buen remate de Villagra desde media distancia, en la que Andrada se estiró sin mucho esfuerzo para enviar el balón a un costado. 

Dos minutos más tarde llegaría una excelente oportunidad para el "Xeneize", con Sebastián Villa atacando por la derecha, eludiendo a un rival, y buscando a Benedetto en el área. En el camino de la pelota hacia el delantero, anticipó Jeremías Ledesma para quedarse con su grito de gol.

A los 34' llegó otra buena para Boca, en un partido favorable para el conjunto de Alfaro desde la posesión del balón. Benedetto desde el medio se la entregó a Villa, que quiso definir pero demoró y el arquero salió atento a cortar. Con fortuna para el elenco rosarino el balón no entró por un rebote en el brazo del extremo colombiano.

Boca durante esta primera mitad tuvo más protagonismo con las apariciones de Mauro Zárate, quien fue uno de los ejes del equipo, y colaboró mucho en el ataque. En el caso de Rosario Central, fue Maximiliano Lovera quien más buscó, pero debió cargar con un equipo que le dejó las responsabilidades al joven jugador del "Canalla".

Para la segunda etapa el conjunto "Xeneize" se hizo dueño de la pelota, y tuvo las ocasiones más claras para quedarse con el resultado. Sin embargo las buenas actuaciones de Ledesma, sumada la fortuna de los palos, el duelo se mantuvo sin goles.

El elenco campeón de la Copa Argentina también no tuvo demasiadas oportunidades, a excepción de un par de tiros de esquina en los primeros minutos, que fueron rechazados por el arquero Andrada.

En el complemento no se sintió tanto el peso de Zárate, como sí lo fue el del colombiano Villa. El ex Tolima corrió y creó notables jugadas de gol, que no pudo materializarlas a la hora de resolver el partido.

Sobre el final, con el ingreso de Pavón, Boca pudo abrir la cuenta, en una jugada polémica. El cordobés remató y el esférico dio en el travesaño, con un consecuente rebote en el que pasó la línea de meta, y salió del arco. Nadie la juzgó en un principio, pero luego dieron cuenta de que el balón había ingresado, sin haberse cobrado el gol.

Una vez más el "Xeneize" iba a acariciar la victoria con un cabezazo en el área sobre los minutos finales. Sin embargo, de nuevo el palo le impediría festejar en Mendoza.

Llegaron los penales, y la seguridad de los pateadores no se ausentó. Los 10 primeros que ejecutaron, ingresaron a la red. Con el marcador igualado en 5, llegó el momento de Rinaudo, que pateó al medio, y Andrada con una mano le ahogó el festejo. Los jugadores de Boca salieron a gritar campeón, pero aún faltaba la última bala: El penal de Izquierdoz. El marcador central tuvo una eterna caminata entre su posición y el punto de disparo. Remató a su izquierda, por lo bajo, y de esta manera, le dio el título al equipo de Alfaro.

Es la primera vez que el "Xeneize" se consagra ganador de esta copa, luego de perderla contra Arsenal, San Lorenzo, y River. Además se adjudicó un cheque equivalente al valor de $5.900.000.

Comentarios