Argentina Sub-20 se metió a octavos del Mundial.

La Selección Sub-20 consiguió su segunda victoria consecutiva y así logró clasificarse a la siguiente instancia del Mundial disputado en Polonia.



Argentina llega al Mundial con un peso de ser favorita. Es el país que mas ganó la dicha competición. De sus juveniles, salieron varios cracks, y ésta Selección no está repleta de estrellas pero tiene un buen juego y una actitud admirable.

En el arranque del partido, Argentina fue furiosa en la marca y en el intento de quitar la pelota. Eso provocó un agotamiento, pero tras la recuperación física llegó el primero. ¿Quien fue el responsable? ni más ni menos que Adolfo Gaich. Una disputa ganada de Julián Álvarez en el borde del área que terminó asistiendo al Genocida del Gol, quien le cruzó la pelota al arquero y lo gritó desaforado.



Portugal no jugó mal. Jugaba con buena transición de pelota y verticalidad. Aprovechaba cada zona floja de marca por parte de Argentina. Manuel Roffo también fue clave en el arco, evitó dos remates, el primero de Leao y después de Jota. 

Y aunque parecía que Portugal estaba más cerca del empate que Argentina de aumentar la ventaja, llegó una pelota parada para cambiarlo todo. Barco desde la izquierda ejecutó el tiro libre, Sosa llegó a rozar la pelota y Nehuén Pérez estaba para acompañar, no la tocó, pero igual despertó dudas. Así que el árbitro decidió consultar al VAR y luego de algunos minutos decidió conceder el gol. No había posición adelantada.

Adolfo Gaich pudo haber tenido una mejor noche, pero lamentablemente no se le dio, dos veces tuvo la oportunidad de marcar. El primero fue atajado y el segundo, anulado.

Argentina jugó bien y mereció ganar. Aunque debe corregir muchas cosas. Portugal no fue preciso a la hora de atacar, por eso mismo con otras selecciones no debe confiarse. El viernes a las 15:30 Hs juega contra Corea del Sur, ya pensando en los octavos de final.

- Francisco Rodríguez - Twitter: @FranRodriguez39


Comentarios