Schalke se quedó con el clásico

Borussia Dortmund cayó en condición de local ante el Schalke 04 por 4-2 y quedó casi en knockout en la lucha por el título.
PH: Twitter @S04_es


En Alemania la liga está comenzando a cerrar una nueva temporada, en un apasionante final en todos los aspectos, desde la definición del título hasta el descenso, pasando por los puestos de clasificación a competencias europeas. 
Este sábado se vivió un partido con mucho condimentos, los locales buscaban retornar a la punta del campeonato mientras que los visitantes sumar y alejarse de la zona de promoción, en nada más ni nada menos que en un derbi de Ruhr.

Los primeros 45 minutos traerían varías emociones y los goles no tardarían en llegar. En apenas 13' el Dortmund lograba abrir el marcador con el gol de cabeza de Götze luego de un gran centro de Jadon Sancho, todo comenzaba perfectamente, algo que con el correr de los minutos iba a cambiar.
Todo era fiesta en el Signal Iduna Park hasta que el VAR se hizo presente, otorgándole un penal a la visita que Caligiuri cambiaría por gol estampando el  1-1 a los 18 minutos de juego. 
El dueño del manejo de la pelota era el Borussia pero no podía llegar con claridad al arco rival y 10 minutos después del empate, llegaría el gol de Salif Sané, de cabeza, para dar vuelta la historia y comenzar a complicar la liga para su clásico rival.

Un partido completamente rudo, con dos estilos contrapuestos, uno intentando dominar con el balón en su poder y otro defendiéndose, ocupando los espacios. Muchas patadas, que se verían reflejadas en la cantidad de faltas y de amonestados en el partido.

La segunda mitad no iba a cambiar demasiado, un equipo con el poder del balón y el otro replegado intentando aguantar el resultado. Ya antes de los 60 minutos, la cosa se complicaba aún más para el Dortmund debido a la expulsión de su capitán y referente, Reus, tras una dura falta desde atrás. De dicha falta vendría el tercer gol de Schalke tras una ejecución perfecta de Caligiuri metiendo un doblete en el clásico.
La siguiente mala noticia para los locales no iba a tardar en llegar, 5 minutos después de la expulsión de Reus, Marius Wolf vería la tarjeta roja por una similar entrada. Con dos jugadores menos y con el resultado en contra, todo era muy dificil para los dirigidos por Lucien Favre.

Ya hacía el final del encuentro, la ilusión de un posible empate caería para los aficionados del Dortmund con el gol de Axel Witsel a los 84' que solamente tuvo que empujarla. Aunque el gol del Belga no iba a servir de mucho porque enseguida, dos minutos más tarde, Breel Embolo liquidaba el partido, el suizo anotaba el 4-2 definitivo.

Los de Favre bajaron muchísimo su rendimiento en esta segunda mitad de Bundesliga, regalaron puntos y hoy lo están pagando muy caro. Quedan a 1 punto del Bayern que jugará mañana y deberán desear que no ganen para seguir con la ilusión de conseguir el título. Mientras que el Schalke 04 con esta victoria mantiene la ventaja de 6 puntos sobre el Stuttgart, que está en posición de promoción, quedando 9 puntos en juego.

Por: Quevedo Facundo.


Comentarios