Lille goleó al PSG y le arruinó la fiesta.

Por una nueva jornada de la Ligue 1 Conforama, el Paris Saint-Germain visitó al Lille OSC y se llevó una paliza por parte del escolta del campeonato. Fue 5-1 con goles de Thomas Meunier (e/c), Nicolás Pépé, Jonathan Bamba, Gabriel y José Fonté. Para el equipo de la capital descontó Juan Bernat, quien se fue expulsado en la primera parte.










Por la fecha número 32 de la Ligue 1 Conforama, el Paris Saint-Germain visitaba la ciudad de Lille para enfrentarse al escolta del campeonato en busca del último punto que lo confirme como campeón de liga por segundo año consecutivo y el sexto título en los últimos siete años.

En los primeros minutos del partido, todo se veía negro para el equipo dirigido por Thomas Tuchel. A tan solo siete minutos de iniciado el encuentro, Thomas Meunier marcó, en contra, el 1-0 parcial para los locales tras un centro de Jonathan Ikoné que se encontró, desafortunadamente, con el pie izquierdo del defensor belga. En Lille todo era fiesta, ya que por más difícil que fuera, el sueño de volver a ser campeones todavía seguía intacto.

La alegría duró poco para los locales, ya que cuatro minutos después del primer gol del encuentro y tras una gran jugada personal de Kylian Mbappé, apareció Juan Bernat por el fondo para definir al segundo palo y empatar el partido, dándole parcialmente el título a los parisinos. Pero todo se tornó mucho más difícil para el último campeón en los siguientes 25 minutos. Las lesiones del capitán Thiago Silva y de Thomas Meunier hicieron que el trámite fuera mucho más complejo, pero la expulsión de Juan Bernat marcó el comienzo de la caída del equipo parisino, que afrontó el encuentro con una formación un tanto rara, consternado por la gran cantidad de lesiones, y con un jugador menos.

Final de un primer tiempo con muchas lesiones (se retiró también en Lille Adama Soumaoro) y poco fútbol, donde se determinaba que el nuevo campeón era el Paris Saint-Germain.

En el comienzo del segundo tiempo, el conjunto local volvió a pegar de entrada ya que, luego de un gran pase filtrado de Ikoné y a cinco minutos de comenzada la segunda parte, el marfileño Nicolás Pépé quedó mano a mano para definir a la derecha del joven Alphonse Aréola y poner así el 2-1 para que festeje todo Lille. Panorama negro para el PSG, que 15 minutos más tarde volvió a sufrir a la delantera local. Jonathan Bamba, y nuevamente tras pase de Ikoné, se encargó de poner el 3-1 con una fuerte y gran definición de zurda al palo del arquero parisino y propinarle un baldazo de agua fría al conjunto de Thomas Tuchel.

Lille no frenó y siguió atacando por todos lados, aprovechando las imprecisiones y los huecos que el equipo visitante dejaba. Así fue como a los 25 minutos del segundo tiempo, luego de un gran centro de Pépé, el ingresado en la primera parte Gabriel puso, con una gran definición de cabeza al segundo palo, el 4-1 parcial y la casi definida victoria contra el Paris Saint-Germain, que jugó tal vez su peor partido en toda la temporada.

Horrible juego del equipo de la capital francesa, con una alineación muy rara y desconocido en todas sus líneas. El Lille, por su parte, propuso un juego mucho más organizado y golpeó a la visita en momentos claves. Su jerarquía en estos momentos lo llevo a que, cuando todo parecía finalizado, el PSG se volviera a llevar otro golpazo cuando, a cinco minutos de finalizar el encuentro, apareciera el experimentado central José Fonté para, con un cabezazo fuertísimo al medio del arco, dejar sin chances a Aréola, poner el 5-1 final y hacer que, mínimamente, el Paris Saint-Germain tenga que esperar una jornada más para coronarse campeón de la Ligue 1 Conforama.

Comentarios