Boca goleó y está al acecho de Paranaense


Boca Juniors venció 4-0 a Jorge Wilstermann con goles de Emanuel Reynoso, Darío Benedetto, Mauro Zárate y Alexis Silva en contra. El Xeneize está segundo en el grupo.
Si tuviéramos que buscar palabras para definir lo que dejó el primer tiempo entre Boca Juniors y Jorge Wilstermann, seguramente utilizaríamos, entre otras definiciones, “trabado” o “accidentado”. Los primeros 45´ contaron con numerosas infracciones a lo largo y ancho del campo de juego que no permitieron su total desarrollo y despliegue táctica planteado por los entrenadores. En total, hubo dieciocho fouls: nueve por un lado y nueve por el otro. Esto se vio claramente reflejado en, por ejemplo, la temprana lesión de Alejandro Meléan, quien en apenas 25´ sufrió un corte en la cara y tuvo que ser reemplazado.

La primera jugada clave del partido fue a los 30´, cuando Alex Silva, defensor visitante, pisó a Sebastián Villa dentro del área, provocando un penal en contra. Para la mala suerte de los hinchas locales, Arnaldo Giménez tuvo una gran volada a su palo derecho para evitar el 1-0 de Darío Benedetto desde los doce pasos. De todos modos, el equipo de Gustavo Alfaro reaccionó y dio la cara. Así fue como a los 36´, Julio Buffarini realizó una gran jugada por la derecha y, antes de que la pelota abandone el terreno de juego, envió un gran centro al punto penal para que Emanuel Reynoso, cual delantero centro, apareciera y ponga la ventaja en el marcador.

Los minutos posteriores al gol fueron totalmente a favor del equipo de casa, a excepción de una maravillosa ejecución de tiro libre de Cristiano Chávez, quien debido a una mejor atajada del arquero Esteban Andrada, no pudo igualar el marcador. Así fue como Boca se fue al vestuario con el resultado a su favor y el juego en alza.

El segundo tiempo comenzó con Boca aprovechando los errores defensivos que cometía el conjunto boliviano. Las recuperaciones de Nández, Tevez y Benedetto fueron fundamentales para acercar a los locales hacia el segundo tanto. Fue así como a los 63´ tuvo un nuevo penal a favor. En esta ocasión, “Pipa” Benedetto fundió el arco con un bombazo y puso el 2-0 que generaba el delirio de todos los hinchas Xeneizes.

Para terminar una noche redonda (desde el resultado), llegó a los 85´ el 3-0. Mauro Zárate se frenó cuando el arquero lo fue a buscar en la puerta del área grande y, con la gran calidad que lo destaca, se la picó por encima para estirar la ventaja.

Con el equipo visitante rendido a los pies del local, Cristian Pavón envió un centro venenoso al área chica que, para la mala suerte de los bolivianos, desvió en Silva y se mandó a guardar al fondo del arco. De esta manera, Boca Juniors venció 4-0 a Jorge Wilstermann y se encuentra en el segundo lugar de la tabla de posiciones a falta de dos fechas para el cierre.

-Tomas G. Bohórquez Corvaro.
Twitter: @TomasPeriodismo

Comentarios