A 30 de Años de la Tragedia de Hillsborough

El 15 de Abril de 1989, en un cotejo correspondiente a la semifinal de FA CUP, 96 aficionados del Liverpool perdieron la vida a causa de una avalancha en la tribuna.

El hecho:

El 15 de abril de 1989 debían jugar el Nottingham Forest y el Liverpool por la semifinal de la Copa inglesa en el estadio de Sheffield Wedsnesday. El juego se suspendió por los 96 muertos y los 766 heridos, todos aficionados del Liverpool, debido al desborde de gente.
Muchos de esos hinchas murieron aplastados contra las vallas del estadio, producto de avalanchas, en lo que se conoció como la Tragedia de Hillsborough, que sería explotada después por el gobierno de Margaret Thatcher para imponer una política de seguridad en los estadios que transformaría por completo al fútbol inglés.
Los informes policiales posteriores, responsabilizó a los hinchas por su conducta, cuando muy fuertes investigaciones al respecto determinaron que fueron responsables justamente los organizadores y los encargados de la seguridad, quienes dejaron ingresar mas hinchas de lo permitido.


Los informes

El informe, redactado principalmente por el profesor Phil Scraton, de Queen's University de Belfast, y aprobado por unanimidad por un panel de ocho expertos, concluyó que "no hay pruebas" para verificar acusaciones serias de embriaguez, falta de boletos o violencia de los aficionados del Liverpool. También dice que las enmiendas en las declaraciones de los subalternos se hicieron "para eliminar las críticas contra la Policía". Scraton escribió luego un libro de muchísima repercusión, al que llamó La verdad.
En agosto de 1989, el juez Taylor hizo caso al informe que recibió y llegó a la conclusión de que las historias de embriaguez de los hinchas del Liverpool eran falsas y que la Federación Inglesa determinó que Sheffield United fuese sede de aquella semifinal de Copa sin verificar si el estadio tenía un certificado de seguridad válido. Y no lo tenía. También fue duro con la gestión de la Policía, a cargo de un poco experimentado jefe, David Duckenfield, quien fue "la causa fundamental" del desastre, porque ordenó abrir las puertas de salida para agilizar el proceso y eso determinó que en una grada para 1.600 personas hubiera 3000.


Antecedentes

La Tragedia de Hillsborough se produjo cuatro años después de la «Tragedia de Heysel», en la que también habían estado implicados los aficionados del Liverpool, y que les había costado a los equipos ingleses una sanción de la UEFA de seis años sin participar en competiciones europeas y de la Tragedia de Valley Parade en la que un incendio mató a 56 hinchas ingleses.

Pese a que los hechos de Hillsborough no habían estado directamente provocados por actos violentos, fueron la espoleta para que el gobierno de Margaret Thatcher se decidiese a actuar con contundencia y dictara la Football Spectators Act y el Informe Taylor para erradicar el fenómeno del hooliganismo y mejorar la seguridad en los estadios.


Cambios en el fútbol inglés

El primer Informe del juez Taylor, que había presentado un año después de Hillsborough, el 15 de abril de 1990, y que constaba de 174 páginas en los que se cuestionaba todo, incluso la negligencia de los clubes y hasta ciertos éxitos como el del Luton, que no aceptaba visitantes aunque el informe cree que esto no parece viable para los clubes top, terminaría siendo fundamental para un cambio de paradigma en el fútbol inglés.
Entre sus principales recomendaciones se destacaban: 1) Todos los espectadores deben estar sentados; 2) la remodelación de estadios sin rejas entre tribunas para evitar asfixias; 3) los clubes deben ser responsables de la seguridad y la recepción de aficionados, por lo cual deben contar con personal de orientación (stewards) y la policía debe planificar la seguridad en la semana anterior; 4) el establecimiento de una unidad de coordinación para las comunicaciones e informaciones referidas a los hooligans e instalación de cámaras de vigilancia en circuitos cerrados; 5) debe haber un Registro Nacional del perfil del aficionado; 6) la existencia de una coordinación de los servicios de asistencia médica y de emergencia; y 7) contar con un marco de sanciones para todo tipo de agresión u ofensa en espectáculos deportivos.


El homenaje de Gerrard

Uno de los que más se vieron afectados por esta tragedia de 1989 fue Steven Gerrard, capitán del Liverpool entre 2014 y 2015, porque reconoció que un primo suyo de 10 años murió en Hillsborough y desde allí se transformó en una inspiración para él en cada partido. Por tal motivo, el volante tomó la decisión de jugar solamente para los Reds, en homenaje a su pariente fallecido en la tragedia.


Informe: @AlanPietra

Fuentes: Infobae - Wikipedia - EuroNews - Mundo Deportivo.

Comentarios