Un fútbol en decadencia

En Argentina, el fútbol y la violencia parecen ir de la mano. El sábado 23 de marzo, se vivió un lamentable episodio con una mujer en la liga sanjuanina. 


Se enfrentaban Marquesado y San Martín por la primer fecha de la máxima categoría de San Juan. El partido lo ganaban 1 a 0 los locales pero eso no bastó.  Faltando pocos minutos, la jueza de línea, Rosana Paz, sufrió una agresión por parte de la hinchada que triunfaba.

Mientras Rosana se encontraba concentrada en la finalización del encuentro un hincha le tiró agua hirviendo en la espalda.

La mujer interrumpió el partido para avisarle al arbitro lo ocurrido, pero, a pesar de todo, decidió  que se continúe jugando.

Inmediatamente fue asistida con hielo y, una vez finalizado el encuentro, ambos equipos y dirigentes locales se acercaron para saber su estado y solidarizarse. Luego, asistió a una clínica donde fueron constatadas las lesiones.

El grave incidente fue notificado en la terna de árbitros y se espera la resolución del Tribunal de Disciplina de la Liga Sanjuanina de Fútbol.

Si bien no se dio a conocer la identidad, el presidente del Club Atlético Marquesado, José Mengual, confirmó que pudieron identificar al agresor y le prohibieron el ingreso a la cancha de por vida.

Rosana se mantuvo en diálogo con 'Tiempo de San Juan' detallando el hecho.
"No sé por qué la furia, pero no voy a bajar los brazos. Sentí que me cayó algo caliente en la espalda y levanté la bandera para contarle al árbitro lo que pasaba. Sentía calor y pedí que me tiraran agua fría. Jamás me tocó vivir una situación de esa magnitud, no entendía la reacción y el por qué de tanta rabia. Quizás habíamos adicionado unos minutos y se enojaron porque iban ganando, no sé. Me dejaron sorprendida, es la primera vez que me pasa".

Además agregó que esto no la va a frenar, que la hizo más fuerte.
 "Es indignante lo que me pasó y la locura con la que se vive el fútbol a veces. Sin embargo, no voy a dejar mi trabajo porque me preparé mucho tiempo para hacerlo. Cuando empiece la B, espero tener la oportunidad de dirigir como árbitro principal. Esto me da muchas fuerzas. Después de lo que pasó seguí trabajando, entrenando y ya me estoy preparando para el fin de semana próximo". 

¿Quién es Rosana Paz?

Es una mujer de 46 años, trabaja como secretaria administrativa, es mamá y una de las pocas mujeres que trabaja como árbitro en el fútbol argentino.
Hace dos años dirige en las categorías A y B de su provincia.

Breve opinión

El fútbol argentino es uno de los más bellos, tuvimos a los mejores jugadores, nacen estrellas que triunfan en el exterior, las tribunas son una verdadera fiesta... Sin embargo, cada día, nos alejamos más de lo que siempre nos identificó.

 Barras bravas, narcotráfico, asesinatos, incidentes entre hinchas y policías... Una infinidad de delitos rodean al fútbol argentino.

Como argentina duele ver que cada día ir a una cancha de fútbol es más difícil porque no sabes con lo que te vas a encontrar, que en un país como el nuestro, en donde llevamos al fútbol en la sangre, estemos tan atrasados como sociedad.

No sé si lo vivido en San Juan fue por ser mujer o no, pero, la desigualdad de género en Argentina es de público conocimiento. El fútbol femenino recién, hace solo cuestión de días, es profesional, mientras que en otros países hace tiempo que las mujeres tienen un rol protagónico dentro de los clubes.

Si nombras nuestro fútbol en el exterior estoy segura de que, además de Messi y Maradona, te nombran los escándalos que nos rodean constantemente.

Sin ir muy lejos, en el cruce de 32avos de Copa Argentina entre Newell's y Villa Mitre vivimos episodios de violencia a los policías.
 O los casos que recordaremos para siempre y, sin dudas, fueron vergonzosos para todos, el famoso 'gas pimienta' y la gran final entre River y Boca. El partido más lindo de la historia opacado por la violencia. Y, así, tengo infinidad de incidentes mas que contar.

En Argentina, el fútbol, la política y el poder van de la mano.

¿Barras bravas sin freno? ¿Crisis en nuestro fútbol? ¿Las consecuencias de la pasión? ¿Será la solución arrancar el fútbol de raíz?
Lo único que sé es que yo quiero ver un fútbol sin violencias, donde puedan ir todas las familias a disfrutar 90' del deporte que tanto amamos y por el que nos conocen en el mundo donde se deje todo en la cancha menos la vida, donde puedan jugar libremente ambos géneros...

Textos: Antonella Ceci (@Ceci_Anto)

Comentarios