Técnico que debuta, gana


En el debut de Gabriel Milito como técnico, Estudiantes pisó fuerte en Parque Patricios y se llevó un forzoso triunfo ante Huracán por 1 a 0 con gol de Matías Pellegrini.

Previo al inicio del partido se vivía un gran ambiente en el Palacio Tomás Adolfo Ducó, donde con el famoso “Globo, mi buen amigo…”, los hinchas acompañaban al equipo de casa que llevaba ocho partidos sin conocer la victoria.

La primera jugada de riesgo llegó a los 14´, cuando un remate de Carlos Auzqui, ex Estudiantes de La Plata, se estrelló fuerte en el palo izquierdo del arco, evitando así la apertura del marcador. Mientras tanto, el equipo de casa hacía valer su localía con la posesión de la pelota y las aproximaciones más cercanas al arco rival.

De todos modos, a los 28´, Cristian Chimino le cedió la pelota a Anthony Silva para que la despejara, pero un error de cálculo y de entendimiento entre ambos generó que ese “despeje” rebotará en la pierna de Matías Pellegrini y se vaya al fondo de la red. Sin mucho esfuerzo y ataque, el equipo de Gabriel Milito ganaba 1-0 y daba inicio al clima hostil que se vivió en Amancio Alcorta y Colonia.
Como si fuera poco, 2´ más tarde, Silva le tapó un disparo a quemarropa dentro del área chica a Lucas Albertengo que estuvo muy cerca de poner el 2-0. De esta manera, finalizaba una primera parte disputada en la mitad de la cancha y que, con tan solo un gol de casualidad, comenzó a desequilibrar el partido.

El segundo tiempo apenas tuvo llegadas peligrosas en los arcos. La más destacable fue a los 52´, cuando Albertengo desperdició una gran chance abajo del arco, luego de recibir el balón desde un costado. Poco a poco, Huracán fue perdiendo el juego que tuvo antes del gol recibido y las variantes que realizaba Antonio Mohamed no eran suficientes para igualar los tantos.

Por otro lado, el equipo de La Plata se ocupó de aprovecharse de la desesperación del equipo de casa y, cuando la tenía, manejaba la pelota con tranquilidad, esperando un espacio por los costados que le pudieran otorgar sus velocistas: Mauricio Rosales y Nahuel Estévez.

Así fue como Estudiantes venció 1-0 a Huracán y volvió a ganar en el Ducó luego de ocho años. Además, cortó otra racha: desde el 28 de octubre pasado no ganaba en condición de visitante. Mientras tanto, el equipo de casa, sumó su cuarto partido como local sin triunfos y llegó a nueve sin ganar, sumando los partidos de Superliga y Copa Libertadores.




-Tomas G. Bohórquez Corvaro.
Twitter: @TomasPeriodismo

Comentarios