Román Martínez para la victoria

San Lorenzo venció a Junior de Barranquilla por 1 a 0 en el estadio Pedro Bidegain por la segunda fecha del grupo F de la Copa Libertadores. El zapatazo de Román Martínez le puso fin a una agonía de casi cinco meses sin conocer el triunfo.


El Ciclón volvió a ganar, pero jugando un poco -muy poco- mejor que antes. También se puede deber a la temprana y tonta expulsión del marcador de punta izquierdo colombiano Gabriel Fuentes en el primer tiempo, cuando bajó de un codazo al defensor cuervo Damián Pérez.

Asimismo debutó, con la número 7, Juan Camilo Salazar, que demostró en el cotejo que -por ahora- es el refuerzo extranjero que mejor rindió: desbordes, proyección y una velocidad poca vista en un ser humano.

Toda la acción llegó en los últimos 45 minutos del juego; empezando por un breve apagón a los 6 minutos que duró aproximadamente 10', este provocó más euforia por parte de los hinchas de los locales.

Llegando a la media hora del match, cuando todo sentenciaba a la prolongación del sufrimiento, la diestra del volante Román Martínez batió el arco rival y todo el Nuevo Gasómetro se fue abajo gritando su tanto. Y así, junto con Nicolás Blandi, llega a los dos goles en lo que va del 2019.

En la última lo pudo haber liquidado Héctor Fértoli, sin embargo el travesaño le impidió marcar su primera anotación con la azulgrana.

San Lorenzo volvió al torneo más importante de América y volvió a ganar. Casi 5 meses tuvo que esperar para volver a llevarse los 3 puntos.

CASLA se halla segundo con 4 unidades y tendrá que recibir al puntero Palmeiras (6pts) el 2 de abril a las 19:15 horas. Por el lado de Júnior, está último y deberá enfrentar a Melgar en dos semanas.

Nicolás Ariel.































Comentarios