Pep los mira desde arriba


Con goles de Bernardo Silva y Sergio Agüero, el Manchester City venció 2-0 al Fulham en el estadio Craven Cottage por la fecha 32 de la Premier League y se mantiene como único líder del torneo.


   FOTO (Instagram: @mancity): El Kun hizo un golazo, pero debió salir con una molestia a los 57'.

El Manchester City, sigue enfocado en el bicampeonato. Con su nivel de intensidad, que es arrasador, se aprovechó de frangir Fulham para sentenciar un partido en menos de media hora.


A los locales no les duró nada el cero, y menos la esperanza de hacer un partido correcto. Prácticamente, los de Pep Guardiola le madrugaron el encuentro con unos 15 minutos a pura presión, ahogando todas las salidas desde el fondo.


El reloj marcaba 5’ del primer tiempo y el marcador decía que los Cityzens ya ganaban 1-0. Tras una mala combinación de toques en la línea defensiva del dueño de casa, le permitió a los celestes recuperar cerca del área y el que se encargó de romper la red fue Bernardo Silva. El portugués, desde el carril derecho, enganchó y se perfilo de zurda para sacar el remate al primer palo.


Minutos después, el que no quiso pasar desapercibido fue Sergio Agüero. El Kun recibió un pase dentro del área grande y, marcado por dos defensores del equipo londinense, encaró en velocidad y con mucha categoría, le hizo un sombrerito al arquero rival para poner el 2-0 a los 27’ del primer tiempo.


Los otros 60 minutos que quedaban, terminaron sobrando. Con los dos goles tempraneros, el Manchester tomó las riendas del partido, se hizo dueño de la pelota y jugó al ritmo que propusieron desde el principio. Por el lado de Los Blancos, para justificar su floja presentación, hay que decir que atraviesa un momento complicado, ya que está en el fondo de la tabla yéndose al descenso.


Rodrigo Piergiovanni
@RodrigoJulian97

Comentarios