Le arruinó la fiesta

En un partido que pudo ser para cualquiera, Unión empato 1 a 1 ante Defensa y Justicia y dejó a los de Varela, sin chances de obtener el título de la Superliga Argentina 2019. Los goles fueron de  Matías Rojas, para los locales y Augusto Lotti, para los visitantes. Ambos en  los últimos minutos del segundo tiempo.

Con objetivos distintos Defensa y Justicia recibía a Unión. El halcón necesitaba la victoria y esperar que Tigre le dé una mano, para llegar con posibilidades de coronarse en la última fecha. El tatengue  precisaba el triunfo para clasificarse a la Copa Sudamericana 2019, por segunda vez en su historia y de forma consecutiva.
El primer tiempo fue muy trabado, los locales intentaron desplegar su juego como fue habitual en este torneo. Mientras que el trabajo de la visita no fue el que nos tiene acostumbrados, quizás por el ambiente o por todo lo que se jugaba. El equipo de Leonardo Madelón se replegó bastante y decidió jugar de contra. La segunda parte fue parecida a la primera pero con los dos conjuntos un poco más arriba buscando la victoria.
Los minutos pasaban, la presión aumentaba, Defensa y Justicia necesitaba como sea esos tres puntos que lo mantenga en la lucha. A los 90´, con el halcón jugado en ataque, Augusto Lotti, que hacía poco que había ingresado al terreno de juego, robó una pelota e hizó una pared con Franco Troyansky. Tras la devolución del ex Olimpo, Lotti trasladó y abrió el balón hacia Javier Méndez. El uruguayo remató al arco pero  su tiro fue tapado por Ezequiel Usain y  en el rebote, el juvenil ex Racing consiguió la ventaja momentánea para “el tatengue”.
6 minutos adicionó Diego Abal, “el halcón” nunca dejo de buscar con las mismas armas que mostro todo el torneo. En el último minuto del partido, Matías Rojas tomo la pelota y fue derribado por Franco Troyansky. El paraguayo se hizo cargo del tiro libre, como es de costumbre y no le importo para nada que estuviera lejos del arco y que fuera la última del partido. Su disparo parecía débil y fácil de controlar para Nereo Fernández, pero el arquero fallo en el cálculo y el balón termino adentro del arco. Quizás el gol más gritado por los hinchas de Florencio Varela, aunque no sirvió demasiado ya que el árbitro finalizo el encuentro tras el festejo del tanto.
El empate de Racing en cancha de Tigre, coronó al equipo de Eduardo Coudet como campeón de la Superliga Argentina 2019 y dejo sin chances al conjunto de Sebastián Beccacece de cara a la histórica final entre ambos equipos el fin de semana que viene. Los dirigidos por Leonardo Madelón quedaron 8vos y con un triunfo en la próxima fecha, estarán clasificados a la próxima Copa Sudamericana.

Comentarios