Final feliz para el Dortmund

Bundesliga.- Borussia Dortmund venció 3-1 al Stuttgart en el Signal Idunal Park con goles de Marco Reus; Paco Alcácer y Christian Pulisic, con el VAR como protagonista. 

PH: Twitter oficial @BVB

Luego de quedar afuera de la Champions League, el equipo de Lucien Favre tenía una prueba de fuego por el torneo local, con la necesidad de ganar para no perder el liderazgo pero con un claro bajón anímico que lo llevó a tener que compartir la primera posición con el Bayern Múnich. 
Mientras que los visitantes necesitaban sumar para escaparle al descenso directo e intentar salir de su zona de promoción. 

La primera etapa fue muy disputada, aunque el Dortmund fue el dominador no jugó bien y le costó encontrarle la vuelta al partido, la lluvia de goles recién llegaría en el Segundo Tiempo.
Con la presión de saber que el Bayern goleaba en su partido, así tenía que salir el equipo local en busca del resultado, con la necesidad de sumar sí o sí los 3 puntos.

El complemento no se presentó muy diferente, poco fútbol, poca claridad y con el Stuttgart conformándose con el empate, así se le fue complicando el juego al local, que sin demostrar su mejor imagen fue de los dos, el único que buscó la victoria. 

Una jugada cambiaría el partido, la jugada del primer gol del Borussia, que llegaría mediante un penal ejecutado por Reus a los 62 minutos, aunque minutos antes se vivió una situación tanto insólita: Es que Gonzalo Castro había tocado la pelota con la mano, en la puerta del área, pero el árbitro no la vio y siguió la jugada, unos segundos después ese jugador cometería una infracción a Sancho, pero el colegiado fue advertido por el VAR que había sido dentro del área, si hubiese visto la mano no hubiera existido el penal, ya que se produjo fuera del área. 

Pero la alegría no le iba a durar mucho a los "Aurinegros" y a los 71' luego de una pelota parada los visitantes empataban el partido con gol de Marc-Oliver Kempf, otra vez los fantasmas de los últimos partidos comenzan a asechar el Signal Idunal Park, además del problema defensivo del equipo en las jugadas de pelota parada.

Al final, todo sería felicidad para los locales. Primero el que siempre aparece en los momentos claves: Paco Alcácer, que minutos antes del empate se erró un terrible mano a mano, esta vez aprovecharía su oportunidad y anotaría el 2-1 parcial para los de Favre, 
Luego, para sellar el resultado y quedarse con los 3 puntos, algo que le costó durante todo el partido, sería Pulisic quién estamparía el 3-1 definitivo luego de una gran jugada individual de Witsel.

Necesaria victoria para el Borussia Dortmund en su lucha codo a codo con el Bayern Múnich, la próxima fecha deberá visitar al Hertha Berlin.  

Por: Quevedo Facundo

Comentarios