En un mal partido, Argentina rescató una victoria.

La Selección enfrentó a Marruecos en un partido que por cuestiones climáticas era imposible de jugar, pero aún así ganó sobre el final.



Con muchas variantes respecto al partido perdido con Venezuela, Argentina intentó modificaciones en el esquema y en el desarrollo del partido. Acuña fue el lateral izquierdo y De Paul se ubicaba bien abierto a la izquierda.

Con un viento de 50 Km por hora, el partido era muy difícil de jugarse y obviamente, de analizar también. Pero Argentina cuando atacaba empujaba y avanzaba por metros.

Una curiosidad muy llamativa ocurrió en el mediocampo, Guido Rodríguez era el volante que más se desprendía del área y pisaba el campo rival. Mientras que Paredes se quedaba más retrasado.

Un remate a los 31 minutos del primer tiempo ejecutado por Paredes de tiro libre y desviado por Lautaro Martínez pasaba rozando el palo izquierdo del arquero.

El partido era muy caliente, casi no parecía amistoso, muchos golpes en la mitad de la cancha por parte de la Selección rival y un árbitro que dejaba que eso suceda. Sin juego, sin buena movilidad de la pelota, el partido era muy chato.

Iban 38 minutos del segundo tiempo y aparecía el gol. De la mano de Ángel Correa que hizo una muy buena jugada individual con cambio de ritmo incluido. Se ubicó en la puerta del área y remató cruzado abajo del arco. Así, Argentina abría el marcador en un partido que parecía destinado al 0-0.

Lionel Scaloni decidió probar un esquema en el primer partido y en el segundo cambió. Algunos puntos altos como Kannemann y otros desapercibidos como Lo Celso, Paredes que no se sintieron cómodos sin alguien de quite al lado de ellos. Messi fue el mejor contra Venezuela y Dybala no hizo un buen papel contra Marruecos. Montiel, Rodríguez y De Paul encienden las dudas sobre si tienen nivel de Selección y competir contra nacionalidades de élite en la Copa América. Las declaraciones del DT tampoco lo ayudaron mucho, pero eso es otro tema, habrá que esperar la lista definitiva antes de ir a Brasil y ahí ver que sucede.

- Francisco Rodríguez - Twitter: @FranRodriguez39

Comentarios