Aire de venganza para el Tucu Correa

Quizás no todos saben que Joaquín Correa ha vivido una aventura en nerazzurro. El centrocampista de Lazio, adquirido este verano de la Sevilla, domingo por la tarde encontrará su pasado a San Siro: tres puntos en palio contra el Inter en aquel estadio dónde los colores interisti los ha vestido, pero no para salir al campo.



Fue el 2013 cuando El Tucu, bajo contrato con el Estudiantes de La Plata, cruzó sus calles con las del club milanés. Sobre consejo de Juan Sebastián Veron el Inter decidi coger el joven argentino en prueba, siéndolo capacitado así a Milán para probar el talento sugerido por el Brujita.

Correa llegó al Inter y se entrenó por dos semanas al lado de Javier Zanetti, un ídolo por todo el pueblo interista. Un sueño y más que un instante de recordar para el joven Tucu, con las muchas fotos disparadas entre el vestuario nerazzurro y el estadio San Siro. Al fin de su prueba pero las cosas no fueron por el verso justo por cuestiones económicas. El Inter en efecto ofreció 800 mil euros para comprar el joven argentino del Estudiantes y tenerlo a Milán pero al club de La Plata no habría aceptado ofertas inferiores a los dos millones de euro. La sociedad decidió así renunciar al joven Correa que volviò a hacer sus maletas para su Argentina, listo pero a asombrarse de nuevo.

En Italia hará luego vuelta al principio del 2015, cuando la Sampdoria lo adquiere del Estudiantes: en blucerchiato juega 31 partidos marcando 3 goles en año y medio antes de aceptar la oferta del Sevilla. En España brilla todo su talento para conquistar de nuevo un club italiano, la Lazio, que el pasado verano lo ha elegido para reforzar su equipo. En un campeonato rico de sonrisas como lo que está viviendo en Roma, Correa domingo por la tarde afrontará parte de su pasado con la esperanza de cogerse su personal desempate.

Giuseppe Coppola
Twitter: GiCoppola_

Comentarios