Boca le sacó el invicto a Defensa e ilusiona a la "Academia"

En un pobre partido del "Xeneize", el gol de Tévez le alcanzó para llevarse el triunfo y complicarle las cosas al "Halcón" en su lucha por el título.


El primer tiempo fue un monólogo de Defensa y Justicia. El "Halcón" dominó durante los 45 minutos y doblegó al equipo de Alfaro. Mediante la presión alta y la circulación del balón, se adueñó del partido y creó todas las ocasiones de gol posibles.
Era increíble ver el marcador y creer que estaban igualados sin goles, porque el conjunto de Beccacece superó en todos los ámbitos a la visita. Cuando no podían mover la pelota, remataban de media distancia, y cuando esto era inviable, alguna jugada improvisaban para lastimar a la defensa del "Xeneize".
La más clara de esta mitad fue para el Fernando Márquez, tras una jugada individual de Blanco, quien se metió al área, llegó a la línea de meta, y envió el centro atrás para la definición del ex Belgrano. Cuando el "Cuqui" remató, Lisandro López intervino debajo de los tres palos para salvar el empate parcial. 
Echenique no sancionó un claro penal de Marcone contra Blanco, cuando el volante del local encaró en el área y el ex Arsenal lo cruzó en la puerta del área. 
Pero sin dudas el gran responsable de que el empate en cero se mantuviese fue Esteban Andrada, quien sacó varios remates desde afuera y desde cualquier sector del campo. El resto del equipo no logró destacarse, y casi no llegó ningún balón a los atacantes de Boca: Zárate y Tévez no pudieron hacerse cargo de la pelota, y Benedetto no recibió ninguna pelota cerca del área.

La segunda mitad arrancó con Defensa buscando, pero para sorpresa de todos, llegaría a los 4' el único gol del partido, y para el equipo que nada había hecho para merecer el triunfo. Campuzano recibió la pelota, y rápidamente jugó al medio, donde esperaba Benedetto, pero el "Pipa" dejó pasar, y Tévez desde afuera se acomodó, disparó, y convirtió con complicidad de Unsain, quien no pudo controlar la pelota.
El resto del partido fue muy similar al primer tiempo, con el local proponiendo ilusionado con la remontada, y con Boca esperando en el fondo y agazapado para la contra. 
Con el correr de los minutos los de Varela se fueron desgastando, y el nivel mostrado en la primera mitad también se fue perdiendo. El "Xeneize" aprovechó como pudo pero no logró generar peligro nuevamente en las cercanías de Unsain.
Sobre el final, el conjunto de Beccacece fue en busca del empate, pero cada jugada en ataque, reforzaba a la figura de Andrada, que se quedó con cada balón enviado al área, y con cada remate en la desesperación del "Halcón" por igualar.