En su debut, la Selección Sub-20 empató con Paraguay.

Arrancó el Sudamericano Sub-20 para Argentina y fue con un inmerecido empate 1-1 frente a Paraguay.



El partido comenzó con un muy notable movimiento en el mediocampo, los volantes colaboraban e intercambiaban lugares para dar con la pelota. Argentina era rápida en la transición de la pelota, llegaba al área de Paraguay sin dificultad pero faltaba definición.

14 minutos iban de partido y aparecía la primer jugada, Álvarez por derecha encaró al arquero y con el arco vacío la picó y se fue.

3 minutos después, una distracción defensiva y aviso de Paraguay. Armoa sacó un remate por encima del arco.

El primer gol llegaba a los 29 minutos, un robo de Insaurralde en la mitad de la cancha ante una salida del equipo rival terminó en una abertura a Mura, éste envió un centro hiper preciso a la cabeza de Maximiliano Romero. Que solo empujó la pelota y marcó.

Al final del primer tiempo, tras 45 minutos con una Argentina clara dominadora del partido, llegaba el golpe. Un tiro libre al borde del área que ejecutó Marcelino Ñamandú y cambió por gol.

Ya en el segundo tiempo, Argentina seguía con la presión y con los toques cortos seguía dominando el partido. Pero en los últimos minutos los dirigidos por Batista sacaron el pié del acelerador y ya no dominaban con tanta intensidad el encuentro.

Pero eso no evitó otra jugada clave, Álvarez habilitó a un mano a mano y ante el disparo de De La Vega el arquero atajó. Dando un rebote aparece nuevamente Álvarez intentando de cabeza, sin arquero, un defensor le evitó el gol sobre la línea.

Un minuto después, 45 minutos y el final se asomaba, una habilitación a Gaich que definió mano a mano con el arquero, gran atajada del guardameta rival. 

Argentina jugó bien pero el golpe que le dio Paraguay de pelota no fue para nada esperado. Cambió todo en el partido. Batista deberá corregir algunas cosas mínimas, porque hoy los chicos hicieron un muy buen partido.

- Francisco Rodríguez - Twitter: @FranRodriguez39

Comentarios