EL REUS, UN FUTURO INCIERTO Y DESCONCERTANTE

El Reus ya hace un tiempo que sufre las consecuencias por las deudas que mantiene con sus jugadores. Te invitamos a continuar leyendo para enterarte de la grave situación que atraviesa el Club. 




El equipo de Xavier Bartolo le ha abonado lo adeudado de los tres meses pendientes a once de sus jugadores, quienes habían iniciado acciones legales.  

Tito Ortiz no corrió con la misma suerte (Aún no le han pagado). Debido a esto quedó libre y podrá ser fichado por quien desee. Así, se convirtió en la primer baja producto de los problemas económicos.  

Los futbolistas denunciantes fueron: Karim Yoda, Miguel Linares, Ricardo Vaz, Pol Freixanet, Mario Ortiz, Alejandro Catena, Juan Domínguez, Gus Ledes, Borja Herrera, Álex Carbonell y Ángel Bastos.  

La baja de Alberto ‘Tito’ Ortiz conllevó a que LaLiga denuncie al conjunto fundado en 1909. Lo que significa más acciones legales contra dicha entidad. 

Para este entonces, faltaba que denuncien 7 (siete) de los 19 (diecinueve) jugadores que formaban la institución, quienes también sufrían los impagos. 

Además del atraso con sus atletas, mantiene una deuda de 5,2 millones de euros, por lo que, en agosto, le redujeron el limite salarial. 

En el Club se vivían días de oscuridad: Varios miembros de la plantilla rescindieron, Linares se negó a jugar, LaLiga suspendió el partido ante Las Palmas. 

El Reus hizo lo imposible por continuar jugando, pero, al parecer, todo ha sido en vano. 

El Director Técnico les confirmó a los medios de comunicación que existen negociaciones para vender la Sociedad. Sin embargo, lo que no sobra es el tiempo, si esto no sucede pronto ya se habla de una sanción para los ‘Ganxets’ de hasta cinco años sin poder competir en el fútbol profesional. La operación debe ser realizada antes del lunes 21/01. 

Nadie se atreve a comprar la entidad que hace de local en el Camp Nou Municipal debido a que puede tener el descenso administrativo a final de temporada.  

Las horas pasan y la situación se vuelve cada vez más crítica. El Mercado de Pases está por llegar a su fin. 

Joan Oliver, propietario, asegura que todo se arreglará y podrá seguir compitiendo normalmente. Aunque, los aficionados, hace más de un mes que piden su renuncia.  

Si en medio de esta situación hay algo para valorar es el gran apoyo de los hinchas a los jugadores: Han realizado una colecta con la cual lograron juntar 3.000 euros los cuales fueron entregados a las oficinas para que los trabajadores repartan de acuerdo a sus necesidades.  

La realidad es que los deportistas y el cuerpo técnico están cansados de las promesas incumplidas de Oliver. Por su parte, Xavier se mantiene con la sangre fría intentando dar ánimos.  

Los jugadores no se encuentran tan preocupados por la parte económica, sino que por su futuro deportivo.  

El Club de Fútbol Reus Deportiu, el viernes 18/01, ha brindado un comunicado: 


1.- El expediente disciplinario número 4 / 2018-19 se inició en fecha 10 de diciembre a instancias del presidente de LaLiga tras los impagos los jugadores del primer equipo. El CF Reus ha reconocido reiteradamente las graves dificultades económicas que ha sufrido desde hace un tiempo y ha trabajado y sigue trabajando para poderlas resolver definitivamente. 

2.- Este expediente está actualmente en tramitación ante el órgano disciplinario propio de la misma LaLiga, siendo el Juez de Disciplina Social de esta entidad el encargado de su resolución.  

3.- En fecha 29 de diciembre de 2018 el presidente de LaLiga pidió que el Juez de Disciplina Social adoptara hasta siete medidas cautelares contra el CF Reus, entre ellas, la suspensión del derecho a participar en la Segunda División. El juez de disciplina social en fecha 4 de enero desestimó cinco de las siete, incluyendo la de suspender el derecho a participar en la competición.  

4.- A la vez, el presidente de LaLiga pidió también la reducción a la mitad de los plazos de tramitación del mencionado expediente; esta solicitud de reducir los plazos fue admitida por el Juez de Disciplina Social sin que el CF Reus tuviera oportunidad de pronunciarse al respecto. Esta decisión se encuentra recurrida frente al Tribunal Administrativo del Deporte y el club la considera nula de pleno derecho por no estar prevista en los estatutos de LaLiga.  

5.- Ninguna circunstancia relevante ha variado desde el día 4 de enero.  

6.- En el día hoy viernes, a las 10 de la mañana, nos ha sido notificada otra solicitud del presidente de LaLiga pidiendo, de nuevo, la adopción de las medidas cautelares que habían sido desestimadas el día 4 por el Juez de Disciplina Social; entre ellas la suspensión provisional del derecho a participar en la Segunda División y nos han dado plazo para contestar hasta las 14 horas.  

7.- Dentro del muy escaso plazo otorgado, ha sido presentado escrito por parte del CF Reus indicando que este traslado y solicitud también son nulas de pleno derecho.  

8.- Por su parte, la RFEF también se ha opuesto a la adopción de la medida cautelar consistente en la suspensión del derecho a participar en la SegundaDivisión por considerar que LaLiga no es competente para adoptar tal medida.  

9.- Asimismo, la RFEF esta misma tarde no ha autorizado la suspensión de los partidos que el CF Reus debe jugar contra Las Palmas y el Albacete que había sido solicitada por los jugadores del club en el día de ayer.  

Ante esta situación, el CF Reus quiere hacer patente  
A) Que LaLiga y, en concreto, su presidente han estado actuando de forma contraria a derecho y los estatutos de la propia LaLiga, causando al CF Reus una grave indefensión y perjuicio.  
B) Que el CF Reus está estudiando el inicio de las acciones judiciales oportunas contra los autores de estos hechos.  

Finalmente, pedimos a los aficionados que han adquirido entradas del partido CF Reus - Las Palmas que conserven las mismas. El club informará próximamente cómo cambiarlas para que sean válidas para el partido cuando tenga fecha definitiva. 

Como lo dice el título, el futuro es incierto y desconcertante. Solamente queda esperar.  Desde Falso Nueve nos solidarizamos con sus jugadores, y los mantendremos informados de las próximas resoluciones.


NOVEDADES:  

Cuando todo parecía oscuridad en el Reus, llegaron dos hombres que le devuelven la ilusión a los aficionados.

Los estadounidenses Clifton Vincent Onolfo y Russel C. Platt son los nuevos propietarios del
conjunto español.

Su tarea no será nada fácil, tienen menos de 24 horas para salvar a su equipo. La primer labor que tienen es convencer a los pocos futbolistas que quedan de que no hagan uso de un contrato que firmaron bajo el mandato de Oliver con el cual quedaban libres con tan solo pedirlo si para el miércoles 23/01 a las 23:59 no tenían la deuda cancelada. Cabe destacar, que los nuevos dueños no estaban al tanto de este 'pacto'. A decir verdad, varios jugadores ya tienen las valijas hechas y, esto, es un gran problema en un plantel de tan solo 12 (doce) integrantes.

Las horas se agotan. Una misión prácticamente imposible. Onolfo deberá realizar los trámites necesarios ante LaLiga y el Consejo Superior de Deportes para lograr salvar al Club. Tampoco está claro aún si el descenso administrativo puede evitarse.

Los inconvenientes no paran de llegar, Según trascendió, el ex-propietario del Reus habría ocultado información y la deuda sería superior a los cinco millones. Estaría valuada en, al menos, ocho millones.

Las palabras de Clifton fueron claras:
"Esperamos la comprensión de LaLiga. Oliver solo nos contó el 50 por ciento de lo que había".

Como primera medida se han contactado con un grupo de abogados expertos en temas jurídicos que trabajan contra reloj. También, se reunieron con sus deportistas para pedirles más tiempo y asegurarles que en unos días van a tener el dinero adeudado. Pero, su decisión ya está tomada.

En la tabla de posiciones, el equipo se encuentra N°20 con 21 puntos, a tan solo 5 del último.

Siendo realistas, si el Reus se salva pasará a ser una de las historias más extraordinarias de las ultimas décadas del fútbol.

SANCIÓN CONFIRMADA ¿CÓMO SE SIGUE?

Como habiamos comentado anteriormente, las posibilidades de que el Reus Deportiu continue jugando eran mínimas. Y así fue, el Juez de Disciplina Social de LaLiga tomó como medida expulsar a dicho Club por tres años del fútbol profesional junto con una multa económica de 250.000 euros. 

"En la mañana de hoy el Juez de Disciplina Social de LaLiga ha emitido Resolución en el expediente disciplinario 4/2018-19 incoado contra el Reus en la que acuerda la expulsión temporal de 3 años del Club de la competición profesional y le fija una multa económica accesoria de 250.000 euros".

En el comunicado, también, se refieren a la compra de la entidad

 "El saneamiento (presunto o real, total o parcial, creíble o no) de una entidad después de haber realizado el hecho infractor y haberse beneficiado de él no puede tener efectos enervadores de la sanción"

De esta forma, el ex-Club de Oliver, se convierte en el tercer club obligado a abandonar la Segunda División a mitad de la temporada: En 1931/32 Catalunya FC y en 1934/35 el CD Logaño.

Debido a esta resolución se decidió que a todos los rivales que debían enfrentar al Reus (Incluidos Las Palmas y Albacete) se les dará por ganada el partido por 1 a 0. Además, habrá un descenso menos a Segunda B.

A partir de ahora, todos los profesionales que estaban asociados a este ente quedan libres de ir al conjunto que los desee.

El Reus Deportiu podrá recurrir, en el plazo de 15 (quince) días al Tribunal Administrativo del Deporte (TAD).

El milagro no ocurrió y la historia del equipo Catalán llega a su fin hasta dentro de tres años. 

Si tenes alguna duda con respecto al tema podes comunicarte con nosotros a través de las redes sociales por MD o utilizando el hashtag #Falso9. 


Texto: Antonella Ceci (@Ceci_Anto) 

Comentarios