Argentina perdió con Ecuador en el Sudamericano.

La Selección Sub-20 perdió en el hexagonal final contra Ecuador, cuándo lo iba ganando.



Argentina jugaba bien y ganaba pero no sabía definir el partido. Ecuador aprovechó y lo dio vuelta. Este resultado negativo, afecta la clasificación al Mundial de Polonia. De los seis, solo clasifican cuatro.

La Selección era más intensa al comienzo del partido. Insistía y buscaba más. La presión era muy importante y gracias a eso, Ortega presionó la salida Ecuatoriana, tomó la pelota y le dio un pase por encima de la defensa a Romero, que definió y atajó el arquero.

10 minutos después, un tiro libre en la puerta del área de Ecuador. Almada lo cambió por gol. La pelota ingresa tras un desvío en la barrera y Argentina se ponía en ventaja.

La Selección era muy atenta y estaba constantemente encima de los jugadores de Ecuador, era muy precisa en la marca y los rivales no podían dar con la pelota.

37 minutos del partido y llegaba la sorpresa, por el costado derecho, un busca pié que Roffo no pudo dominar, dio rebote y Campana aprovechó y empató el partido.

Los minutos pasaban y Ecuador despertaba. Empezaba a desplegar su mejor juego e insistía para dar vuelta el partido. Campana era nuevamente protagonista de una jugada. Desde la puerta del área le pegó al arco y la pelota dio en el poste derecho de Roffo. El equipo encontraba espacios en el terreno y mediante individualidades llegaba al área Argentina con más facilidad.

Si bien Argentina no jugaba bien en el cierre del segundo tiempo, el doble 5 (por primera vez utilizado) era vital. Sostenía y evitaba cada ataque que los rivales intentaban por el medio. Esto obligaba a Ecuador a intentar por los costados, donde encontraba más facilidad, Argentina no estaba correcto defensivamente por ambos lados.

Batista intentaba ubicar a De La Vega en 3/4 del terreno Ecuatoriano. Con su explosión de velocidad, podía generar más oportunidades. Los rivales no estaban bien en ese sector pero Argentina tampoco. No podía mantener la pelota, la perdía fácil.

Esa confusión en ataque hizo a Ecuador más fuerte con la pelota. Un ataque derivó en un tiro libre en la puerta del área Argentina. Mal armada la barrera y con complicidad del arquero Roffo, José Cifuentes decretaba el 2-1 final.

Batista y el cuerpo técnico deberá mejorar muchas cosas en el equipo, y sobre todo afianzar uno por completo. Hoy se vio una Argentina más desentendida que en otras oportunidades, dónde definitivamente jugaba mejor. Tendrá su revancha el viernes, contra Colombia.

- Francisco Rodríguez - Twitter: @FranRodriguez39



Comentarios