Román Martínez: "Creo que lo mejor está por venir"

A mediados del 2018, el Deportivo Morón sorprendió al fútbol de ascenso realizando una incorporación de primer nivel: Román Martínez, proveniente de Lanús, regresó al club de sus amores para cumplir su sueño de volver a vestir la camiseta del Gallito junto a su hermano Nicolás.


El comienzo del semestre fue muy positivo para Román ya que mostró un buen nivel de juego y fue el autor de dos goles (uno ante Colón, por la Copa Argentina, y uno a Central Córdoba de Santiago del Estero, en la primer fecha del torneo) pero, con el correr de los días, la relación entre el jugador y la comisión directiva se fue complicando y, debido a la falta de pago de su sueldo y al incumplimiento de su contrato, Román Martínez se desvinculó definitivamente de la institución que lo vio nacer. Si bien el club no salió a dar su versión de los hechos, el mediocampista dio su punto de vista y expresó su dolor y descontento por dicha situación.

El tiempo pasó y Falso 9 dialogó con el ex jugador del Gallo para averiguar como transitó estos tres meses desde que rescindió su contrato con el conjunto del Oeste. “Sigo sintiendo esa tristeza y vació que me generó todo lo ocurrido. Por momentos, siento bronca al no saber realmente que pasó o que se les cruzó por la cabeza para que hicieran lo que me hicieron”, expresó Román.

Su desvinculación con el Deportivo Morón fue más que un duro golpe profesional para el mediocampista nacido en Morón ya que, al ser hincha del Gallo, Román también sufrió de forma personal este hecho. “Fueron meses duros, tuve que hacer mi duelo interno. Tenía muchos sueños, deseos y desafíos personales. Igualmente, creo que por algo pasan las cosas y después del primer mes, mi cabeza cambió y empecé a pensar en positivo”, declaró.


Por otro lado, el ex jugador de Morón, debió buscar diversas formas para mantener el estado físico durante estos meses en los cuales, lógicamente, no pudo jugar. Román le expresó a este sitio como llevó adelante su entrenamiento durante estos meses, en lo que fue su preparación para el próximo torneo: “Tengo un profe conocido que me ayudó a estar preparado físicamente y no perder la masa muscular. También, la gente de Centro Español me abrió sus puertas para que pueda ir a entrenar con ellos y hacer trabajos en cancha.”

Si bien fueron meses muy duros, Román se prepara de la mejor manera para el próximo año. “Mis expectativas son las mejores. No puedo fallar en la toma de decisiones. Creo que lo mejor está por venir, así piensa mi cabeza."

Si hay algo que el fútbol demuestra constantemente, es que este deporte siempre da revancha y esta no será la excepción. En breve comienza un nuevo año y, con el, vendrán nuevos desafíos que Román Martínez está preparado para afrontar de la mejor manera y, como dice la frase tan popular en el mundo del fútbol “las buenas ya van a venir”.


-Camila Valente
@CaamiValente

Comentarios