Espérance de Túnez, el representante de África en el Mundial de Clubes.

El Espérance Sportive, es el club ganador de la Champions Africa y será el representante del continente en el Mundial de clubes de este año.

El Espérance Sportive de Tunis fue fundado en 1919 y es uno de los más laureados del fútbol africano y juega en la CLP-1.
Cuenta en su palmares con 26 ligas de fútbol de Túnez, 14 copas, tres Ligas de Campeones, una Recopa Africana, una Supercopa de la CAF y una Copa de la CAF. Los colores tradicionales del club son camiseta con rayas amarillas y rojas, y pantalón negro.
Se corono campeón de la Champions Africana al derrotar Al Alhy de Egipto tras caer 1-3 como visitante, se impuso 3-0 en su casa, para revertir la serie y quedarse con el titulo y en el Mundial de Clubes enfrentará en segunda ronda al ganador del local Al Ain, campeón de Emiratos Árabes y Team Wellington, campeón de Oceanía. De superar la llave, sería rival del campeón de la Copa Libertadores (probable rival de Boca o River)


El camino a la Champions.

En la fase preliminar, elimino al Concorde de Mauritania por un global de 6-1, mientras que en primera ronda, le alcanzo con el 1-0 como visitante e igualar sin goles como local ante el Gor Mahia de Kenia.
En la fase de grupos, compartió la zona A junto al Al-alhy de Egipto, KCCA de Uganda y Townhsip Roller de Botswana, culminando segundo detrás de los egipcios.
En Cuartos de final, su rival fue el Etoile du Sahel, en el clásico de Tunez. En ambos partidos, el Espérance se quedo con el triunfo, 1-0 y 2-1, sellando con un global de 3-1 su pasaje a Semifinales, donde lo esperaba el Primeiro de Agosto de Angola que había dado la sorpresa del certamen al eliminar al Mazembe de Congo.
Tras caer 1-0 de visitante, se repuso con un 4-2 en casa, para avanzar a la final del torneo, donde se volvió a enfrentar al Al-Alhy.
Allí, como ya mencionamos, cayo 1-3 de visitante, se impuso 3-0 como local para coronarse campeón de campeones en Africa.


El plantel

El conjunto de la ciudad de Tunisia, tiene como máxima figura a Anice Badri, nacido en Francia pero nacionalizado tunecino quien además fue el goleador del certamen con 9 tantos.
El jugador más experimentado es el arquero Moez Ben Cherifa, que lleva 9 años en el club, siendo el jugador con más partidos disputados con 247.
Otros jugadores destacados son Saad Bguir, quien convirtió dos goles en la final ante el Al-Alhy y el marfileño Fousseny Coulibaly.
Su DT, es Moine Chaabani, habitualmente utiliza un sistema de 4-2-3-1 y su máxima cualidad es el contragolpe, aprovechando la velocidad de los extremos Badri y Belaili, y Bguir hace gala de su pegada en las pelotas paradas.
El defecto de este equipo, es la facilidad con la que le convierten, ya que no tiene un mediocampo sólido en ese aspecto y le llegan muchas veces a su linea defensiva.

Comentarios