Amsterdam, la ciudad de los goles.

En un partido lleno de goles y de fútbol, el Bayern München empató 3-3 en su visita a Holanda y se quedó con el primer puesto del grupo E. El Ajax se lo puso difícil y mereció más, pero se tendrá que conformar con el segundo lugar.


Por la última jornada de la UEFA Champions League, el Bayern München visitó al Ajax de Nicolás Tagliafico y en un partido muy emocionante donde los dos propusieron una buena idea de juego, entregaron un espectáculo para todos los aficionados del fútbol.

En un primer tiempo muy interesante, ambos equipos propusieron un buen espectáculo. El Ajax, como en casi toda la primera parte, se hizo con la posesión del balón, pero las malas salidas defensivas hicieron que el equipo sufra mucho.

El Bayern, jugando al contraataque, se aprovechó de los errores del equipo holandés y así fue como tuvo chances de abrir el marcador en dos oportunidades en los pies de Serge Gnabry, que no logró adelantar a los bávaros en el marcador.

El local se encontraba mal en defensa y así fue como tras un flojo córner de Joshua Kimmich, la pelota llegó a los pies de Gnabry, quien asistió de gran manera al infalible Robert Lewandowski para poner el 1-0 de la visita a los trece minutos de comenzado el encuentro y darle un cachetazo a los de Amsterdam.

A los locales les costó volver a ser mejores en el juego que la visita, pero poco a poco lograron acomodarse de nuevo en el campo y controlaron casi todo el encuentro en los primeros 45 minutos. Sin muchas oportunidades y con un buen juego del marroquí Hakim Ziyech, quien tuvo buenas ocasiones para empatar el marcador en Holanda, se prolongó el buen juego del Ajax hasta que el árbitro del partido declaró el descanso y la victoria parcial del Bayern München.

Para la segunda parte, la hegemonía holandesa en el partido seguía vigente. Tuvo muchas ocasiones para empatar el marcador, la mayoría de ellas en los pies del brasileño David Neres y Hakim Ziyech, quien por lejos fue la figura del equipo local. Un gran desempeño del marroquí a lo largo del partido sirvió para que, a los 15 minutos del segundo tiempo, tras una buena jugada colectiva de los de Amsterdam y luego de un buen pase de Donny Van de Beek, Dusan Tadic llegara para empujar la pelota y empatar el marcador.

A partir de ahí, el juego del local diluyó. El Bayern retomó su nivel que durante muchos años lo llevó a estar entre los mejores equipos de toda Europa y propusó más para lograr afianzarse en la cima del grupo E. Tuvo una buena chance en la cabeza de Lewandowski que el joven camerunés André Onana logró tapar de manera increíble.

Luego del gol del empate el partido cambió totalmente. El juego podía ser para cualquiera de los dos, pero la desesperación los sobrepasó. Y así fue como Maximilian Wöber se fue expulsado tras una dura patada a Leon Goretzka. Más tarde tuvo que pasar por las duchas Thomas Müller, quien lastimó fuerte y torpemente al argentino Tagliafico, quien fue coreado por la hinchada local.

Cuando todo parecía que iba a quedar con el empate final, a ocho minutos de terminarse el encuentro, el ingresado danés Kasper Dolberg apareció en el área para que Jérome Boateng le cometiera falta y el árbitro Clement Turpin cobrara el penal para el Ajax. Dusan Tadic, autor del primer tanto, fue el encargado de adelantar en el marcador a los holandeses.

Ante la desesperación de regalar el primer puesto, el Bayern salió con todo y así fue como a tan solo cuatro minutos del pitazo final, tuvieron la chance desde el punto penal tras un gran ingreso de Thiago Alcántara al area rival. Lewandowski lo cambió por gol y selló su doblete en la noche de Amsterdam.

Ambos equipos sufrieron a lo largo del partido, pero el justo merecedor de llevarse la victoria era el Ajax, quien volvió a tener falencias defensivas en la segunda parte y las cuales le costaron que a los 45 minutos del segundo tiempo, el ingresado Kingsley Coman aprovechara la ocasión y no le diera oportunidades a Onana de parar el balón.

Cuando todo parecía terminado, tras una serie de rebotes en las cercanías del área visitante, apareció Nicolás Tagliafico para volver a empatar el marcador, el cual no siguió sumando goles y determinó el pase a octavos de final de ambos equipos. El Ajax fue justo merecedor de la victoria y del primer puesto, aunque se tendrá que conformar con la segunda plaza.


Síntesis.


Ajax: André Onana; Noussair Mazraoui, Matthijs De Ligt (C), Maximilian Wöber, Nicolás Tagliafico; Frenkie de Jong, Daley Blind, Donny van de Beek (Kasper Dolberg); Hakim Ziyech, Dusan Tadic, David Neres (Klaas-Jan Huntelaar).
DT: Erik ten Hag.


Bayern München: Manuel Neuer (C); Rafinha, Niklas Süle, Jérome Boateng, David Alaba; Serge Gnabry (Thiago Alcántara), Joshua Kimmich, Leon Goretzka (Renato Sanches), Franck Ribéry (Kingsley Coman); Robert Lewandowski, Thomas Müller.
DT: Niko Kovac.


Goles: ´13 Robert Lewandowski (BAY), ´61 Dusan Tadic (AJAX), ´82 Dusan Tadic (AJAX), ´87 Robert Lewandowski (BAY), ´90 Kingsley Coman (BAY) y ´95 Nicolás Tagliafico (AJAX).


Amonestados: Joshua Kimmich (BAY), Rafinha (BAY), Matthijs De Ligt (AJAX), Daley Blind (AJAX) y Nicolás Tagliafico (AJAX).


Expulsados: Maximilian Wöber (AJAX) y Thomas Müller (BAY).


Árbitro: Clement Turpin.


Estadio: Johan Cruijff Arena (Amsterdam).


Facundo Palermo.


Twitter: @facupalermo02.

Comentarios