La Selección superó su primer duelo frente a México.

El combinado Nacional le ganó al tricolor por 2 a 0, en Córdoba. El martes en Mendoza vuelven a verse las caras.



Con un Paulo Dybala destacado, la Selección de Lionel Scaloni volvió a ganar. Siendo el quinto amistoso de este cuerpo técnico, que cada vez pisa más fuerte para dirigir en la Copa América.

En los primeros cinco minutos, México asustó a Argentina. Una pelota al travesaño de Raúl Jiménez al apenas minuto de juego y un mano a mano de Marco Fabián frente a Agustín Marchesín, gran actuación del ex Lanús que volvía a ponerse el buzo de la Selección.

Un circulo central muy bien cubierto con Lo Celso y Paredes, arriba como referencia estaba Dybala. Pudieron asociarse y conducir la pelota en ofensiva. Mucha presión Argentina ante una eventual pérdida de la pelota, los ataques por los costados, algo muy practicado por Scaloni que deja verse en todos los partidos lo hizo una vez más, con Acuña y Saravia como protagonistas. Interesante trabajo de Foyth en el fondo, con firmeza en la marca, alguien para observar y mucho.

Dybala estaba en su noche y él era el responsable de los dolores de cabeza mexicanos. Hizo todo bien en el ataque y él era el protagonista absoluto. Desde un disparo en la puerta del área que atajó Ochoa, pasando por un desborde en la derecha que finalizó Acuña y un centro que cabeceó Lautaro Martínez, todas con el sello del arquero rival, que evitó los que podían haber sido goles.

Al final del primer tiempo, a los 44 minutos, un tiro libre ejecutado por Dybala desde la izquierda terminó en la cabeza de Funes Mori, y así el ex River con dirección ubicó la pelota abajo al palo izquierdo de Ochoa, nada pudo hacer el arquero.



También cuando se llegaba al final del partido, a los 38 minutos, una corrida en el costado del área de Saravia, que sacó un centro con nombre y apellido: Mauro Icardi, pero antes el defensor Brizuela apareció en escena y terminó marcando en su propio arco, y así poner el 2 a 0 final.

Interesantes actuaciones individuales de algunos jugadores, como el nombrado Foyth. Dybala, ese muchacho que aún sigue en tela de juicio por fin pudo tener una noche para recordar, en su provincia Paulo pudo ser el hombre de la noche. Aún sin convertir, el hombre de la Juventus pudo desplegar su mejor juego y así adaptarse de a poco a lo que es la Selección. El martes volveremos a ver a este equipo, y a seguir apoyando, como siempre.

- Francisco Rodríguez - Twitter: @FranRodriguez39 

Comentarios