La mejor final con el peor desenlace


Otra vez unos pocos le privan a todo el mundo de vivir un espectáculo mundial como lo es una final de Libertadores entre River y Boca. Varios acusados, muchos culpables, heridos y todos salieron perdiendo. Vamos a revivir paso a paso de lo ocurrido el pasado sábado 24 de noviembre en el barrio de Nuñez.

El micro con lo jugadores de Boca salía del hotel hacia el Monumental escoltado con aproximadamente 7 motocicletas de policías y atrás del micro venían 2 combis con dirigentes y parte del cuerpo técnico.

A las 15:30 el colectivo se encuentra con un esquina a 7 cuadras del estadio, sin custodia policial donde habían unos 300 hinchas de River donde al ver la pasada de los jugadores de Boca, comenzaron a lanzar todo tipo de elementos, piedras, latas de cerveza llenas, botellas y cualquier cosa que tuvieron en mano. Uno de estos elementos (se cree que fue una piedra) impacta contra uno de los vidrios y lo rompe dañando a algunos jugadores, la policía inmediatamente reacciona tirandole gas pimienta a estos hinchas y al estar el vidrio dañado, este gas ingresa al colectivo afectando a la delegación xeneize.

Los jugadores entraron muy enojados al vestuario, algunos como Nandez, Benedetto, Tevez, Pablo Perez entre otros se vieron muy afectados. Inmediatamente comenzaron a mostrarse vídeos de como estaban en el vestuario y se supo que Leonardo Jara tenía la pierna cortada por el vidrio, Pablo Perez tenía fracciones de vidrio en ojo y Retegui se hallaba muy mal por el gas pimienta. Los últimos dos fueron derivados al hospital Otamendi para realizarle estudios a eso de 16:00hs.

Conmebol a las 16:45 sale a decir que el encuentro no va a poder comenzar a tiempo por lo que lo atrasarán una hora, se juega a las 18hs. Viendo la situación de los jugadores era obvio que el partido se tendría que suspender. Gallardo le comunica a un dirigente de River que él y su plantel están dispuestos a solidarizarse con Boca y que no van a salir a jugar.

Del hospital dicen que Perez no está en condiciones del disputar al partido y vuelve nuevamente al Monuemental con sus compañeros.

Pasaban las horas y no había noticia alguna de que el partido iba a comenzar así que Conmebol nuevamente sale a decir a las 17:45 que el partido NO se suspende sino que se juega a las 19hs.
A todo esto, Conmebol manda a sus médicos al vestuario visitante y ver que ocurría con los jugadores xeneizes, este los revisa y saca un comunicado diciendo ``los jugadores del Club Atlético Boca Juniors se encuentran con lesiones leves que no les impide no disputar el partido´´. A pesar de esto, River y Boca se niegan a salir a la cancha.

Varios medios comenzaron a decir que Infantino (el presidente de la FIFA) entró al vestuario de Boca a pedirle que salgan a disputar la final porque no se podía aplazar para otra fecha, nunca hubo una confirmación de que verdaderamente ocurrió esto.

Luego de tantas idas y vueltas, a las 19:20 hs Conmebol anuncia que el encuentro se suspende y se jugará el domingo 25 a las 17:00 hs.

Llegó el domingo, había un rumor de que Boca no iba a jugar el partido y que pediría los puntos, osease, la obtención de la Copa Libertadores.

A las 13:00 hs, River abre las puertas del Monumental y comienzan a ingresar lo pocos hinchas que se encontraban a las afueras del estadio.

Pero tan solo 1 hora mas tarde, Alejandro Dominguez sale a hablar por diciendo que al haber un equipo (Boca) que no se encontraba en las mismas condiciones que el rival, se veía obligado a suspender la final de la Copa Libertadores.

Ahora no hay fecha oficial para que se dispute, se habla de el lunes 3 o el sábado 8 de diciembre. 
Así es como la mejor final del mundo se termino convirtiendo en la peor de todas.



Redactor: Augusto Guardiola
Tw:@Pep_Records

Comentarios