Argentina volvió a ganar con goles de Icardi y Dybala.

Tras lo conseguido en Córdoba, Argentina volvió a ganarle a México por 2 a 0 en Mendoza. Con los bautismos goleadores de Mauro Icardi y Paulo Dybala.



La Selección Nacional volvió a ganar, y otra vez a México. Se llevó ambos partidos en nuestro país con victoria. Es el sexto amistoso de Lionel Scaloni como DT. Ganó cuatro, empató uno y perdió uno. Seguramente él y su compañía, serán ratificados como cuerpo técnico en las próximas horas por lo menos hasta la Copa América.

La noche de los debuts goleadores para ambas estrellas de la Selección. Primero fue Mauro Icardi, recién al minuto de juego y mientras el estadio se seguía llenando. La jugada comenzó con una pelota larga del arquero Rulli. Icardi, como su característica principal, controló la pelota de espalda al arco y Erik Lamela le rebotó de primera. El hombre del Inter enganchó y definió el gol con la zurda.



En la cancha pude ver a un Icardi con más despliegue, salía del área para dar con la pelota. La pedía constantemente. Argentina no pudo dominar y, a mi parecer, Scaloni puso más jugadores en el mediocampo que en la zona de ataque; Santiago Ascacibar fue el más metedor, uno de los puntos más altos de la noche, en el eje central complicaba cualquier intento de ataque mexicano. Acompañado por una sólida defensa atrás; De Paul también tuvo un buen primer tiempo, con sus desbordes trataba de buscar a Roberto Pereyra, que se encontraba en el otro costado. También combinó mucho con Marcos Acuña, cuando el lateral se proyectaba en ataque.

Cuando Scaloni decidió reemplazar a Ascacibar, México logró llegar más y tuvo un par de chances. Tras un desborde por la derecha y un centro al área, Jesús Gallardo le ganó a Gabriel Mercado de floja marca, y cabeceó. Grandísima atajada del jóven Gazzaniga, quien minutos antes había ingresado por Rulli.

Llegaba el final y la gente coreaba el nombre de Paulo Dybala. El técnico escuchó y quiso aprovechar el buen partido del hombre de la Juventus en Córdoba, también en Mendoza. Un contraataque por la izquierda, Giovanni Simeone cruzó la pelota al área y el cordobés definió por debajo del arquero. El gol se gritó muy fuerte. Las familias, contentas porque pudieron ver el bautismo de gol de la estrella del Seleccionado.

Tuvo algunos aciertos y errores en algunas líneas, pero Argentina hizo un buen papel. Fue la penúltima gira amistosa previa a la Copa América, que seguramente dirigirá Lionel Scaloni junto a Pablo Aimar y Walter Samuel. En marzo será la última. ¿Con Messi, quizás? nadie sabe. Es una incógnita, lo que no lo es, es el buen clima de la Selección tras la renovación.

- Francisco Rodríguez - Twitter: @FranRodriguez39

Comentarios