Del cielo al infierno

Así de radical fue el cambio que experimentaron los argentinos de un tiempo al otro. Es que Los Pumas tocaron su mejor melodía en el Padre Ernesto Martearena en los primeros 40 minutos y edificaron una de sus mejores producciones, pero se quedaron en la segunda mitad y lo pagaron carísimo.




El equipo de Ledesma tuvo la practicidad y eficacia necesaria en esa etapa inicial para desnudar las flaquezas defensivas de su adversario y configurar un verdadero festival en Salta para que el público que asistió al estadio se rompa las manos aplaudiendo.

Apenas dos minutos de juego habían pasado cuando Pablo Matera irrumpió con su habitual virulencia por el ingoal, que rápidamente estuvo acompañada por una contra letal que inició Sánchez y complementó Emiliano Boffelli para estampar el 14-0 en apenas cinco minutos del partido.

Sorprendido por ese arranque, Hooper puso a tiro a los australianos cuando apenas había transcurrido un cuarto de hora, pero el apetito ofensivo de los argentinos no se detuvo y Matías Orlando junto a Santiago González Iglesias -que reemplazó al lesionado Nico Sánchez-, completaron una primera parte perfecta para el 31-7 parcial.

¿Qué pasó en el complemento? La enérgica arenga de Cheika en el vestuario, buscando tocar el fuego sagrado de sus dirigidos, eyectó a los Aussies que un abrir y cerrar de ojos se pusieron a tiro con tres conquistas consecutivas, a cargo de Rodda, Folau y Haylett Petty, para quedar 31-28 abajo con 30 minutos por jugar.

Rete González Iglesias aportó un penal para tomar seis porotos de ventaja, pero el marcado declive nacional no se detuvo y David Pocock junto a Haylett Petty pusieron definitivamente a los oceánicos al frente.

El cimbronazo que provocó la sucesión de estocadas amarillas desdibujó lo hecho por el dueño de casa que terminó enrollado en la disputa y las peleas en el centro del campo. Así, Australia se adueñó de una victoria impensada y dejó al desnudó los problemas de un equipo que, indudablemente, está sufriendo el trajín de la temporada.

Argentina:
Emiliano Boffelli; Matías Moroni, Matías Orlando, Jerónimo de la Fuente y Ramiro Moyano; Nicolás Sánchez y Gonzalo Bertranou; Javier Ortega Desio, Marcos Kremer y Pablo Matera; Tomás Lavanini y Guido Petti; Ramiro Herrera, Agustín Creevy (cap) y Nahuel Tetaz Chaparro.
Ingresaron: Julián Montoya, Santiago García Botta, Santiago Medrano, Matías Alemanno, Juan Manuel Leguizamón, Tomás Cubelli, Santiago González Iglesias y Sebastián Cancelliere.
Entrenador: Mario Ledesma.

Australia
Dane Haylett Petty; Israel Folau, Reece Hodge, Kurtley Beale y Marika Koroibete; Bernard Foley y Will Genia; David Pocock, Michael Hooper (cap) y Ned Hanigan; Izack Rodda y Adam Coleman; Taniela Tupou, Folau Faingaa y Scott Sio.
Ingresaron: Tolu Latu, Sekope Kepu, Allan Alaalatoa, Rory Arnold, Rob Simmons, Caleb Timu, Nick Phipps, Matt Toomua y Tom Banks.
Entrenador: Michael Cheika.

Árbitro: Jaco Peyper (Sudáfrica)
Árbitros Asistentes: Mathieu Raynal (Francia) y Marius van der Westhuizen (Sudáfrica).
TMO: David Grashoff (Inglaterra).
Kick-off: 19:40.
Estadio: Padre Ernesto Martearena, Salta.


Por: Lucas Santana
Twitter: @Saantanita

Comentarios