Semana difícil

San Lorenzo tuvo una semana para el olvido y sin refuerzos para el 2018, el Ciclón espera pronto levantar cabeza.




El miércoles por la mañana empezó todo, Julio Buffarini se convirtió en nuevo jugador de Boca Juniors, clavándole un puñal al hincha azulgrana. Si bien el Ciclón nunca hizo tratativas para la vuelta del cordobés ya que tiene jugadores de sobra en esa posición, Buffa en su momento dejó en claro que Talleres y San Lorenzo eran prioridad si volvía al fútbol argentino. Para calentar más el ambiente el presidente azulgrana Matías Lammens declaró "los jugadores deberían ser sinceros así la gente no se ilusiona. Lo mejor que pueden decir los jugadores es que juegan plata", frase desafortunada que rápidamente fue descontextualizada por los medio para generar la noticia. La frase de Lammens es innecesaria pero a lo que el presidente cuervo se refería es a que Buffarini en el pasado declaró "En la Argentina solo jugaría en San Lorenzo". Julio para redoblar la apuesta declaro que "el 15% de mi venta, le pedí aumento, me forreó, me dijo 'vos venís de la B'. Ahora salió a decir que le mandó una propuesta a mi representante. Sólo llamó para decir que ellos querían quedar bien parados. Y que ese puesto está muy bien cubierto, que no gastaba plata ni en pedo para traerme".

Las horas continuaron y cuando parecía que el tema Buffarini quedo explotado, Marcelo Tinelli lanzo un comunicado renunciando a su puesto de vicepresidente de San Lorenzo de Almagro. En su momento Tinelli solicitó una licencia de al menos 4 meses para dedicarse de lleno a su trabajo. Ahora formalizó ese pedido y dejo en claro que solo se hará cargo del basquet azulgrana. La decisión del "cabezón" deja en claro que San Lorenzo es solo un pasatiempo. La falta de interés por participar en los mercados de pases, eventos internacionales, acuerdos por sponsor, cuestiones que se le recriminan no por su nombre sino por el cargo que ocupa en el club. Se entiende que la vida de Tinelli no es normal y que estas exigencias son desmedidas, pero lo que realmente deja mal parado es que desde 2012, salvo el primer día de euforia, en ningún momento se mostró un eslogan o publicidad que llevara una leyenda que tenga que ver con la vuelta a Boedo. La mayoría de los televidentes del programa no son hinchas cuervos, pero los que sí podrían necesitar ese pequeño empujón para aportar y comprar metros cuadrados para la construcción del nuevo estadio y mejor manera que ver como es el procedimiento de adquisición de metros que en el programa mas visto de la televisión argentina. Tal parece que para Tinelli nunca fue una prioridad ni un objetivo la vuelta a Boedo.

Otro tema es que, Emmanuel Mas jugaría para Boca Juniors y Néstor Ortigoza para Rosario Central, dos ex campeones con San Lorenzo reforzaran a equipos rivales. En estos casos no se armo polémica ya que ninguno de los dos jugadores declaro o hizo entender su exclusividad azulgrana en el pasado, ellos dieron todo en su momento y hoy en día nadie les recrimina nada.

En los próximos días se empezará a sondear el mercado de pases en busca de un extremo derecho o izquierdo de jerarquía. Y comenzar un 2018 a pleno.


Autor: @Martin_vmm. 

Comentarios